El cazador ya es la presa

SPC
-

El Atlético deja de mirar al liderato para evitar que el Real Madrid le arrebate el segundo puesto de la Liga

El cazador ya es la presa - Foto: Jose Manuel Vidal

El lugar común, el tópico y el prejuicio campean en el fútbol tanto como las paradojas, y cuando todo apuntaba a un choque frontal de estilos, de conceptos y hasta de idearios, un entrenador como Quique Setién se puso el traje del otro, Diego Pablo Simeone, para llevarse los tres puntos al más puro estilo ‘cholista’.
El Atlético de Madrid asumió la ocasión perdida contra el Betis, mientras disparó su presión para el derbi contra el Real Madrid, acechado ya a solo dos puntos por el conjunto blanco y exigido a la vez por la distancia de seis sobre el liderato del Barcelona, su mayor desventaja desde la cuarta jornada. Por tanto, los rojiblancos han dejado de ser cazadores para pasar a ser la presa.
La visita al Villamarín demostró que el fútbol está cargado de ideas preconcebidas y un creciente número de neologismos que, pese a su vocación de jerga para iniciados, no esconden más que, al final, se trata de un juego de once contra once en el que gana el marca un gol más que el rival, con defensa de tres, de cuatro o de cinco, o con el ‘autobús’ en la portería.
Si en la primera vuelta el cuadro colchonero derrotó al Betis por 1-0 en el Wanda Metropolitano y sacó petróleo de una ocasión con una posesión verdiblanca de un 65 por ciento, el pasado domingo en Sevilla fue el bloque andaluz el que se llevó el gato al agua por el mismo resultado con un porcentaje del 55 por ciento frente al 45 de los rojiblancos.
Quizás solo fue una cuestión de detalles, un penalti ingenuo por una mano de Filipe Luis que desniveló el duelo en el Villamarín, pero su efecto, sea cual sea la perspectiva, es irrefutable: el ‘Atleti’ está más lejos del líder, que se había dejado dos puntos un día antes, y tiene mucho más cerca al tercero, su rival el próximo sábado.
Segundo sin alteración en las últimas seis jornadas, sus seis puntos respecto al liderato representan una distancia desconocida en las últimas 19 citas del campeonato para el cuadro del ‘Cholo’, que no ha sido capaz de reducirle ni un solo punto al Barcelona -es más, su desventaja ha aumentado- desde el 1-1 contra él en el Metropolitano.
Entonces estaba a un punto, hoy está a seis, a pesar de que había ganado seis de sus últimos ocho encuentros hasta la visita al Betis, que reincide en un aspecto que aún no ha dominado el equipo rojiblanco en este curso: sus salidas lejos del Wanda, resumidas en esta Liga con solo 15 de los 33 puntos que ha disputado fuera.
De sus 11 compromisos a domicilio, ha ganado nada más tres. Uno al Getafe (0-2), uno al Valladolid (2-3) y uno al Huesca (0-3). Ha empatado seis (1-1 con el Valencia, con el Villarreal, con el Leganés, con el Girona y con el Sevilla y 0-0 con el Real Madrid). Y ha perdido dos: 2-0 con el Celta en Balaídos y, recientemente, el 1-0 con el Betis.
No ha logrado remontar ni un solo marcador adverso fuera de casa para sumar la victoria en toda esta temporada de la Liga. Cuando su rival se adelantó en el marcador, como mucho empató. Le ocurrió contra el Celta, el Betis, el Girona y el Sevilla. A la vez, en su comparación con el líder, el Barcelona, el Atlético ha sumado ocho puntos menos como visitante que él... Y con un partido más jugado. El de Sevilla es un traspiés que puede costarle caro.