El 1-0 ante el Nástic da alas a Osasuna hacia el ascenso

NATV
-

Osasuna asegura el liderato con su décimo triunfo consecutivo en El Sadar, y bate así el récord de victorias seguidas en su feudo, que se mantenía en nueve, en un encuentro en el que Roberto Torres adelantó a los suyos ante un Nàstic peleón.

Foto: Club Atlético Osasuna

Los hombres de Enrique Martín llevaron la iniciativa en los primeros compases del encuentro y así Kanté avisó en dos acciones peligrosas al guardameta ‘rojillo’, Rubén Martínez.

El cuadro navarro, que contrarrestó el ataque del conjunto grana con un tiro de Brandon Thomas que apenas inquietó a Bernabé, comenzó a ganar presencia en el terreno de juego a costa de un Nàstic que se replegó.

No obstante, el Nástic, con un Kanté comandando el ataque, creaba un mayor peligro en sus ocasiones que Osasuna, que si bien tocaba más el balón, pecaba de imprecisiones.

Pasados los primeros veinte minutos, el conjunto grana comenzó a inquietar a los navarros y así Sadik, en el minuto 26, a punto estuvo de inaugurar el marcador en un remate de cabeza.

El dominio del juego se equilibró y ni los locales ni los visitantes acababan de llegar a la portería rival con excesivo peligro, a excepción de un disparo de Nacho Vidal, previo a un gran regate de Olavide, que Bernabé atajó sin problemas.

Al filo del descanso, en el minuto 40, Roberto Torres, pichichi de Osasuna con diez goles, adelantó a los suyos tras un pase de Íñigo Pérez.

En el segundo periodo, ambos conjuntos imprimieron un ritmo de juego más intenso, y fue un disparo de Rubén García que desvió Bernabé a córner el que dio alas a los de Jagoba Arrasate, y así Brandon, en un certero remate de cabeza, estuvo muy cerca de aumentar la ventaja en el marcador de los ‘rojillos’.

Osasuna movió el banquillo obligado por una lesión del defensa lateral Carlos Clerc y así debutó en liga el canterano Endika Irigoien mientras que Uche salió al campo por Sadik, en busca del gol del empate. Y casi lo consiguieron los catalanes mediante un disparo de Kanté en el minuto 74 que el portero Rubén Martínez atajó.

El último cuarto de hora transcurrió con un conjunto local que se aproximaba al área rival sin excesivo peligro y un visitante que acechó la portería defendida por Rubén sin premio.