Induráin: "El aumento de casos en Navarra era esperado"

NATV
-

Los casos de pacientes infectados por coronavirus en Navarra ascienden este jueves a 482, y el número de fallecidos es de cinco, todos ellos ancianos con patologías previas.

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santos Induráin, ha señalado que este aumento de casos era "esperado" pero ha incidido en que no hay un aumento notable de pacientes en la UCI.

Induráin ha detallado en rueda de prensa que son 132 los pacientes ingresados en centros hospitalarios y 350, en seguimiento domiciliario, de ellos 20 en régimen de atención de hospitalización a domicilio. En concreto, en la UCI están ingresados 11 de los pacientes con Covid-19, "menos del 3 por ciento" de los infectados.

El número de profesionales sanitarios afectados por el Covid-19 asciende a 40 en la Comunidad foral.

Induráin: Induráin: "El aumento de casos en Navarra era esperado"

La consejera ha señalado que ha habido un incremento de casos respecto a este miércoles (con 386 positivos), "un incremento esperado", ha dicho. Ha destacado que "el número de personas en UCI no ha sufrido un aumento notable" y ha añadido que "a 3 de cada 4 afectados se les atiende en su domicilio". Ha insistido así en que "la realidad es que este aumento era la previsión que teníamos y van a seguir incrementando los casos".

Respecto a los test rápidos para diagnosticar la enfermedad, Santos Induráin ha señalado que el Ministerio de Sanidad "está trabajando desde hace días para realizar test rápidos". "Tuvimos ayer consejo interterritorial y el objetivo es que se pueda realizar a una población más amplia", ha expuesto, para comentar que "es importante porque supone un diágnostico más precoz y para ver la evolución del virus".

Ha precisado la titular de Salud que esperan disponer de los test para "la semana que viene" y "la forma de articularlo lo conoceremos en los próximos días".

En cuanto a las mascarillas filtrantes, la consejera ha indicado que "en algún momento puntual hubo algún problema de desabastecimiento" pero ha precisado que hay compras centralizadas desde el Ministerio y que se van a repartir más de un millón de mascarillas a las CCAA. "No tenemos problema de desabastecimiento", ha afirmado.

No obstante, ha precisado que "hay que racionalizarlas porque si no, hay riesgo de dificultades". "La mascarilla es un medio de protección para quien lo necesita, para los profesionales y para los pacientes que sean sospechosos y no contagien; no es un medio general para la población", ha indicado, para incidir en que "no es esperable un problema de desabastecimiento".

ENFERMEDADES CRÓNICAS

Santos Induráin se ha referido, por otro lado, a las personas con enfermedades crónicas, a las que "el coronavirus está planteando un especial esfuerzo para protegerse del virus pero también la necesidad de los autocuidados para su enfermedad".

Ha expuesto que hay en Navarra 108.000 personas con enfermedad crónica y tenemos que "proteger a este colectivo porque es más vulnerable". Ha señalado que si bien se han pospuesto las visitas de revisión, la atención "está garantizada".

La consejera ha incidido en que "la atención que estas personas deben prestar a los autocuidados, que no los dejen, que continúen con la medicación habitual". Ha recomendado una alimentación sana y hacer ejercicio.

Induráin ha señalado que esta crisis del coronavirus "nos toca desde el punto de vista emocional" y "hay cuestiones a tener en cuenta como tener rutinas diarias, apoyarse en los grupos familiares, conversaciones telefónicas, redes sociales... hay actividades agradables que se pueden hacer en casa".

La consejera de Salud ha querido un día más "agradecer" su labor a los profesionales sanitarios y a la ciudadanía por "su esfuerzo, comprensión y corresponsabilidad". "Es una respuesta de toda la sociedad y es importante mantener las medidas para invertir la curva que tenemos y proteger a los más vulnerables y a los profesionales", ha apuntado.

No ha pasado por alto la situación de las residencias de ancianos, y ha precisado que "llevamos varios días trabajando con Derechos Sociales, acordando un protocolo de actuación que se remitirá mañana a las residencias y conllevará medidas organizativas y de equipamiento para los profesionales".

Según ha precisado, "vamos a disponer de equipos de hospitalización a domicilio para apoyo, de equipos volantes que apoyarán a residencias, de sistema de información en el que la transmisión estará muy ágil entre residencias y atención primaria".