El PSOE exige a Rivera que dé marcha atrás y levante el veto

SPC
-

En unos términos muy duros, la presidenta de los socialistas, Cristina Narbona, envía una carta al líder liberal para acusarle de priorizar los acuerdos «con fuerzas de extrema derecha»

El PSOE exige a Rivera que dé marcha atrás y levante el veto

No parece que la forma más acertada de atraer a un socio sea lapidándolo, pero ayer el PSOEdemostró que Ciudadanos es su gran enemigo a batir en las generales. Yes que solo a los naranjas podrá quitar -o mejor dicho recuperar- votos si Sánchez quiere seguir en La Moncloa, dado que el centro, una vez más, será clave, y Podemos está inmerso en una profunda crisis. Así, la presidenta socialista, Cristina Narbona, envió una carta a Rivera, que hace una semana anunció su cordón sanitario a Ferraz, en la que le reprocha su decisión de «priorizar los acuerdos con la extrema derecha», para luego acusarle de haber «abandonado la sensatez por simple temor a lo que crece a su derecha» y le pide que rectifique sus «preferencias».
En la misiva, la madrileña reprocha al barcelonés que haya abandonado la «senda del entendimiento, la sensatez y la lealtad institucional», que defienda la Constitución «a tiempo parcial», que emplee «estrategias cortoplacistas» y que «banalice términos como golpismo».
Posteriormente, Narbona reiteró su preocupación por el «proceso de derechización» de los naranjas, por lo que le pidió a Rivera que «reflexione sobre el futuro que le aguarda, si su único empeño es el de competir por la derecha».
Narbona también explicó que ha enviado esta misiva porque le parece necesario hacer «una llamada de atención a un líder que podía jugar un papel muy importante, si no se deja llevar por el miedo al aumento del voto de ultraderecha». 
Al ser preguntada por qué no ha enviado una carta similar al líder del PP, Pablo Casado, respondió que este «siempre ha estado en el mismo sitio, no ha cambiado», mientras que el liberal llegó en su momento a un acuerdo de investidura con Pedro Sánchez.
Por eso, aseguró que no entiende que el catalán no sienta «bochorno» por gobernar con los votos de Vox, que ha pedido los nombres de los funcionarios de violencia de género en Andalucía, «o si lo siente, quizá eso explique su sobreactuación contra el PSOE». Tirando de experiencia y en términos muy duros, la presidenta socialista avisa al jefe de Cs que la «desesperación nunca es buena consejera en política, mucho menos si viene acompañada de cinismo y falsedades».