May presiona a los diputados para que aprueben su acuerdo

SPC
-

El Gobierno insta a los parlamentarios a respaldar el acuerdo con la UE bajo la advertencia de que no hacerlo llevará a una prórroga de la salida o, incluso, acabar suspendiendo el divorcio

May presiona a los diputados para que aprueben su acuerdo - Foto: Stefan Rousseau

 

El Gobierno británico sigue negociando in extremis con la UE para lograr modificar algunos puntos del Tratado de Retirada, principalmente el relativo a la salvaguarda en la isla de Irlanda. Y lo hace apurado, ya que el próximo martes el Parlamento deberá decidir si aprueba o rechaza el documento.  Por eso, y sin que el texto esté definitivamente cerrado para el Ejecutivo de Theresa May -las autoridades comunitarias insisten en no cambiar el conocido como backstop-, desde Downing Street instan a los diputados, principalmente a los euroescépticos, a respaldar el acuerdo de divorcio, con la advertencia de que no hacerlo llevará a retrasar la salida de la Unión Europea, prevista para el próximo 29 de marzo.
Así, el ministro de Economía, Philip Hammond, urgió ayer a sus colegas conservadores, así como a sus socios parlamentarios del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, a dar luz verde al pacto con Bruselas.
«Si el acuerdo de la primera ministra no se aprueba el martes, es probable que la Cámara de los Comunes vote por extender el Artículo 50, a fin de evitar salir de la UE sin un pacto, y lo que suceda después de eso es altamente incierto», aseveró el tory.
Así, advirtió a los diputados que quieren ante todo asegurarse de que el Reino Unido «sale de la UE a tiempo» que «deben pensar muy cuidadosamente» cómo proceden el próximo día 12, puesto que rechazar el tratado podría alejarlos «del desenlace que prefieren».
El Gobierno trabaja a contrarreloj para obtener concesiones de los Veintisiete que permitan someter a votación un documento revisado que tenga posibilidades de ser aprobado en los Comunes, que ya rechazaron rotundamente una primera versión el pasado 15 de enero.
Según la BBC, Bruselas ha dado a Londres de plazo hasta hoy para hacer una propuesta viable sobre la salvaguarda para evitar una frontera en Irlanda, principal escollo para la aprobación del documento, aunque el límite inicial para concluir las negociaciones es el próximo domingo, ya que el Ejecutivo deberá presentar el lunes el texto que llevará al Parlamento.
propuestas claras. En reuniones mantenidas el pasado martes, el ministro para la salida de la UE, Stephen Barclay, el abogado del Estado británico, Geoffrey Cox, y el negociador jefe comunitario, Michel Barnier, no lograron llegar a un consenso tras unas conversaciones «difíciles», según aseguraron las dos partes.
Además, una nota remitida por las autoridades europeas a diplomáticos de los 27 Estados restantes tilda de «negativa» la reunión entre Cox y Barnier, y que las iniciativas anglosajonas «no son claras».
Sin embargo, el propio fiscal avanzó que continuará defendiendo sus propuestas a pesar de las críticas y matizó que las ofertas planteadas «son claras como el día».
Así, confió en continuar dialogando para obtener «cambios legalmente vinculantes» al mecanismo de salvaguarda con el objetivo de que se pueda presentar un nuevo tratado que sí consiga el aval de la Cámara de los Comunes.
«Hemos iniciado un diálogo centrado, detallado y cuidadoso con la Unión», subrayó Cox, que auguró más negociaciones durante el fin de semana.