La población rural cae un 4,9% en Navarra desde el año 2000

NATV
-

La población rural de Navarra ha descendido pero registra una caía inferior a la media

La población rural cae un 4,9% en Navarra desde el año 2000

La población censada en municipios rurales de Navarra ha descendido un 4,9 % entre los años 2000 y 2018, lo que sitúa a la Comunidad Foral entre las autonomías que han registrado una caída inferior a la media. El descenso a nivel nacional ha sido de un 10,1 % entre los años 2000 y 2018, y en ese periodo solo ha aumentado en Canarias (+19,1 %) y Madrid (+1,5 %), según el "Informe Anual de Indicadores: Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente 2018". Esta publicación, difundida por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), refleja que el campo perdió -entre 2000 y 2018- un total de 856.641 vecinos; la despoblación rural fue más acusada en la segunda parte de dicho periodo (-7,4 % entre 2008/18) que en la primera (-3 % entre 2000/08). En España, solo el 16,2 % de la población (7.594.111 personas) estaba censada en los 6.676 municipios denominados rurales -con menos de 10.000 habitantes y una densidad inferior a 100 habitantes/kilómetro cuadrado-, cuya superficie agregada representa el 84,1 % del territorio nacional. Mientras que entre 2000 y 2018 la población total española (46.572.132 habitantes) creció un 15,4 %, en los municipios rurales de menor tamaño (menos de 5.000 habitantes), que ocupan el 82,1 % de la superficie rural), el recorte de población ha sido más abultado (-10,4 %). La densidad media de la población del medio rural en España era el pasado año de 17,9 hab/km2 (18,1 hab/km2 en 2017), frente a 488,2 hab/km2 de las zonas no rurales. Las comunidades autónomas con mayor porcentaje de población rural sobre el total de censados en 2018 fueron Extremadura (50 %) y Castilla-La Mancha (45 %), seguidas de Castilla y León (36 %), Aragón (32 %), Comunidad Foral de Navarra (27 %) y Galicia (26 %). Agricultura destaca que el 23 % de la población de Andalucía es rural y que, al ser la región más poblada de España, es la que más habitantes (1,94 millones de personas) aporta al campo. En el lado opuesto se sitúan las regiones con menor porcentaje de población rural: Madrid (2 %), País Vasco (5 %), Cataluña (7 %) y la Comunidad Valenciana (8 %). A lo largo de estos 19 años, las comunidades que han perdido un porcentaje mayor de su población rural han sido Baleares (-38,7 %), Región de Murcia (-22,9 %), Galicia y Principado de Asturias (ambas con -17,9 %), Castilla y León (-16,1 %), Castilla-La Mancha (-13,3 %), La Rioja (-11,7 %) y Extremadura (-11,5 %), La despoblación rural ha sido inferior a la media de España en Cantabria (-9,4); Comunidad Valenciana (-7,7 %); Cataluña (-4,9 %), Navarra (-4,9 %), Andalucía (-4,3 %), Aragón (-4,2 %) y País Vasco (-0,5 %).