Posponen bodas, bautizos, comuniones y suspenden funerales

NATV
-

El Arzobispado llama a sus fieles a seguir las celebraciones litúrgicas desde sus casas a través de los medios de comunicación

Posponen bodas, bautizos, comuniones y suspenden funerales - Foto: NATV

El arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez, ha decretado para su diócesis que se pospongan celebraciones como bodas, bautizos y confirmaciones, en la medida de lo posible, así como la suspensión de los funerales.

Ante la declaración del estado de emergencia sanitaria y del estado de alarma decretado por el Gobierno de España con motivo del coronavirus, el Arzobispado de Pamplona ha decidido reforzar las medidas que ya había anunciado.

Así, ha dispensado a sus fieles del precepto dominical y les ha llamado a seguir las celebraciones litúrgicas desde sus casas a través de los medios de comunicación. Se suspenden celebraciones públicas de la eucaristía, si bien invita a los sacerdotes a "la celebración cotidiana de la eucaristía a hora fija en el templo más amplio que esté disponible y con algunas pocas personas convocadas por la parroquia y que se sentarán manteniendo una distancia prudencial".

Además, ha señalado que la celebración pública de actos como bautismo, confirmación o matrimonio, deben posponerse "en la medida de las posibilidades". Y, si fuera imposible posponerlos, realizarse "con la mínima participación de fieles".

Por otro lado, la celebración pública de los funerales y exequias queda suspendida y pide acordar con las familias posponer su celebración. En caso contrario, ha apelado a su celebración "en privado" y "con la familia más allegada".

No obstante, el Arzobispado llama mantener abiertos los templos "como signo de esperanza, para la oración personal, según la costumbre de cada lugar, evitando celebraciones comunitarias o celebración de sacramentos". Quedan suspendidas, también, las manifestaciones públicas de devoción, las procesiones y otras celebraciones de piedad popular.

Finalmente, pide que se atienda a los enfermos, ancianos, personas solas, aisladas o en situación de especial dificultad "siguiendo las indicaciones de prevención de las autoridades sanitarias".

Estas disposiciones entran en vigor de modo inmediato hasta que se levanten las medidas establecidas por el estado de alarma o de emergencia sanitaria, y podrán ser modificados en los próximos días o semanas según evolucione la situación.