Las nóminas de 8.045 funcionarios llegarán con sorpresa

NATV
-

El Parlamento ha convalidado el decreto-ley Foral aprobado el pasado 23 de octubre por el Gobierno de Navarra para abonar el complemento de grado con carácter retroactivo a 8.045 trabajadores temporales con contrato administrativo.

Las nóminas de 8.045 funcionarios llegarán con sorpresa - Foto: ARCHIVO

Así, el Ejecutivo pagará el complemento de grado a todo el personal temporal con contrato administrativo en la nómina de noviembre, y abonará la retroactividad a su personal desde el 1 de enero de 2015. El pago a los trabajadores temporales de este complemento con carácter retroactivo supondrá un coste de 72 millones de euros, de los que 18 corresponden al pago relativo a 2019.

Además, el decreto-ley incluye que el personal de la Administración Foral pueda disfrutar el permiso de maternidad y paternidad en las mismas condiciones que el resto del personal del Estado, lo que supone la equiparación de la duración de los permisos de paternidad y maternidad a 17 semanas, adelantando los plazos previstos tanto por la normativa foral como por la estatal.

Por otro lado, con este decreto, el personal docente no universitario contratado en régimen administrativo con carácter temporal que haya prestado servicios durante cada curso escolar por un periodo igual o superior a 165 días naturales, entre el 1 de septiembre y el 30 de junio, generará el derecho a un nuevo contrato con efectos del 1 de julio al 31 de agosto, ambos inclusive, del correspondiente curso escolar.

El consejero de Presidencia, Igualdad, Función Pública e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Remírez, ha afirmado que el decreto recoge medidas que "redundan en la mejora de las condiciones retributivas de empleados públicos y en la mejora de la calidad en la prestación de los servicios públicos de Navarra de cara a su ciudadanía".

La parlamentaria de Navarra Suma Marta Álvarez ha dado su apoyo al decreto "para favorecer al personal de las administraciones públicas", pero ha advertido de que la norma "es una suma de parches motivados en gran parte por el cumplimiento de una sentencia -relativa al pago del grado- y por la necesidad de adaptarnos a la normativa estatal". "El decreto no resuelve la mayoría de problemas del personal funcionario y contratado, quedan muchos temas pendientes sin resolver. Urge la aprobación de un nuevo estatuto del personal", ha afirmado.

Por contra, la parlamentaria del PSN Virginia Magdaleno ha defendido que "es una normativa muy amplia que apuesta por garantizar y aumentar los derechos de los empleados de las administraciones públicas de Navarra" y ha destacado que, "a mayores derechos laborales, mejor funcionamiento de la Administración y mejores servicios para los ciudadanos". "Hemos hecho más con este decreto que muchos Gobiernos de UPN anteriores", ha asegurado.

La parlamentaria de Geroa Bai Blanca Regúlez ha afirmado que "todo ese decreto supone en su conjunto no solo una mejora de condiciones laborales, sino también una política más justa y más igualitaria para quienes trabajan para la Administración, y todo ello con el consenso unánime de los sindicatos".

Por parte de EH Bildu, Txomin González ha afirmado que el decreto es "poco ambicioso" y ha planteado que, "si por parte del Gobierno se quisiere desarrollar una política de personal ambiciosa, lo interesante sería haber afrontado todos los retos de manera integral, haber desarrollado una carrera profesional para todo el personal, fijo y contratado, y para todos los estamentos".

La parlamentaria de Podemos Ainhoa Aznárez ha indicado que el decreto sirve para "dignificar derechos, tras años y años de lucha sindical y de los agentes sociales en las calles" y ha destacado que no es un decreto del PSN, sino del Gobierno en su conjunto. "Ojalá se cumpla aquello que siempre decimos, todos los derechos para todas las personas", ha deseado.

Por último, la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón, ha dado su respaldo al decreto-ley y ha pedido abordar la "temporalidad insostenible" que a su juicio existe en el empleo en la Administración. "En estos momentos la temporalidad en las Administraciones públicas de Navarra ronda en torno al 48 por ciento, mientras en el mercado laboral se sitúa en el 24 por ciento", ha afirmado.