Con mucho ojo

SPC
-

La calidad de los productos originales está en los detalles, de ahí que lo más efectivo para distinguir un original de un 'fake' sea afinar la vista

Con mucho ojo - Foto: Archivo

Hay cientos de artículos imitables que pueden ir desde corbatas a monederos pasando por camisetas, gorras o equipaciones deportivas al completo, pero vamos a poner la atención en dos piezas, un bolso de Louis Vuitton y unas zapatillas Converse, dos hits de los mercados de falsificaciones.
Entonces, ¿cómo se sabe si un Louis Vuitton es auténtico? Evidentemente, solo hay que mirar el precio, pero a veces las diferencias entre los originales y los fake están en los detalles. El primero, el código con la fecha de fabricación. Todos los bolsos de esta firma fabricados antes de 1980 no iban con esta inscripción, pero todos los fabricados después, sí. 
Por supuesto, las puntadas de los originales son perfectas, los hilos no sobresalen y las letras de las etiquetas deberían ser claras, finas, nítidas y, por supuesto, legibles. Otra diferencia entre un bolso auténtico y uno copiado inteligentemente está en los elementos básicos: en las cremalleras y cadenas. Las falsificaciones parecerán de plástico y serán de una calidad sumamente baja. La impresión en las cremalleras tiene que aparecer pulcra, sin signos aparentes de óxido.
Imprescindible también el icónico monograma LV: en este logotipo siempre estará lapor encima de la L, y la quedará en la parte inferior y hacia la izquierda. Además, suelen confeccionarse, en general, con una única pieza larga de cuero, lo que da como resultado un monograma simétrico en ambos lados. Si por un lado el bolso es perfecto, pero por el otro no cuadra, hay alguien que quiere dar gato por liebre.
¿Y qué sucede en el caso de las Converse All Star? Pues prácticamente lo mismo. Hay que estar ojo avizor. Este modelo es un clásico de la marca que nunca pasa de moda, ideal para un outfit informal. De nuevo, lo primero, el precio. Suele ser de unos 65 euros. Sospecha si te las ofrecen en internet por 15.
Además de que tienen que venir en la caja con la marca y envueltas en papel de seda, hay que estar muy atentos al parche Chuck Taylor. El verdadero tiene una estrella color azul marino. Las falsificaciones suelen traerla de otro tono de azul, como el celeste. Muchos de los falsos se ven borrosos y tienen otras palabras diferentes al del original. Sí es cierto que existen modelos exclusivos cuya estrella no tiene color, en este caso se debe prestar atención a la limpieza de la impresión. Además, todas las fabricadas antes de 2008 tenían este símbolo ® debajo del logotipo. Si lo ves en zapatillas fabricadas después, cuidado, podría tratarse de un par pirata. Por último, el logo All Star está claramente impreso en la parte superior de la lengüeta. El hilo de alrededor de la impresión nunca debe estar suelto y las puntadas tienen que estar parejas.