Premio ecológico para Itervegas por defender la huerta local

NATV
-
Imagen del premio otorgado por Ecologistas en Acción - Foto: Europa Press

Ecologistas en Acción de Navarra ha entregado su premio de Medio Ambiente a Intervegas, un grupo que trabaja a nivel nacional por la puesta en valor de los territorios agrarios históricos, los productos locales y el comercio de proximidad.

Intervegas "está desarrollando una labor muy interesante y necesaria en varios territorios nacionales como por ejemplo Granada, Valencia o Zaragoza, tratando de poner en valor la huerta local y defendiéndola de amenazas como el urbanismo", ha destacado Ecologistas en Acción en una nota.

La plataforma celebró este viernes, en el edificio Castel Ruiz de Tudela, el acto de entrega del galardón que contó con una charla de Joaquín Araujo, de la Federación Intervegas, en el que invitaba a "proteger los suelos fértiles, cultivando la cultura más culta". Araujo advirtió de que "la cultura rural se está desvaneciendo y que el mundo está siendo demolido por los racionalistas" y llamó a "ser autosuficientes y a defender la vida".

En el mismo acto, y por votación de los presentes, se eligió el Premio Chandrío a "la actuación más desatrosa contra el medio ambiente", que recayó en la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) "por la construcción de unas compuertas en las desembocaduras de los ríos Queiles y Mediavilla".

Unas obras que "carecen de justificación técnica y se alejan de la solución real de las inundaciones en Tudela", ha afirmado la asociación que ha criticado la gestión que realiza la CHE "basada en las grandes obras y en el hormigón". "Una gestión intrusista e intervencionista en el medio natural, que rompe por completo su equilibrio", ha añadido.

Ecologistas en Acción ha llamado la atención ante "los problemas derivados de estas compuertas ya que, en caso de su mal funcionamiento y con crecida asociada en el río Queiles, las consecuencias en la ciudad de Tudela pueden ser graves". "Este sistema puede que funcione en un papel, pero en la vida real lo pueden poner en riesgo circunstancias que no se controlan", ha remarcado la asociación que ha advertido de que "el día que las bombas de achique no puedan dar salida al agua que viene por el Queiles la ciudad de Tudela va a tener un serio problema".