AEDONA premia la apuesta por el deporte femenino

NATV
-

La Asociación de Entidades Deportivas y de Ocio de Navarra (AEDONA) ha celebrado la entrega de los I Premios AEDONA en Femenino para ensalzar la apuesta por el deporte entre las mujeres.

La arquera paralímpica, Carmen Rubio, recibe el I Premio al deporte inclusivo - Foto: AEDONA

AEDONA ha galardonado a la periodista María Vallejo, la piragüista Amaia Osaba, el equipo de ciclismo femenino Movistar Team y la arquera paralímplica Carmen Rubio.
La redactora de Diario de Navarra María Vallejo ha recogido el ‘Premio Comunicación Mundo del Deporte’ tras una trayectoria de más de 25 años dedicados íntegramente al periodismo deportivo, centrada especialmente en Osasuna y con una apuesta en los últimos años por el deporte femenino.
Vallejo ha asegurado que “es muy difícil ser mujer y periodista deportiva” y que este reconocimiento es muy importante para ella, ya que es el primero que recibe a pesar de llevar de más de un cuarto de siglo escribiendo sobre deportes, una trayectoria que en Navarra, ha señalado, solo tienen dos mujeres: ella y María José Armendáriz, del Diario de Noticias de Navarra.
También AEDONA ha concedido el ‘Premio Trayectoria Deportiva’ a la piragüista Amaia Osaba, que lleva más de 30 años dedicada a este deporte y ha sido en varias ocasiones medallista en el Mundial y el Campeonato Europeo.
Osaba, que ha asegurado guardar ante todo buenos recuerdos de su trayectoria, ha afirmado que sus resultados son consecuencia de trabajar mucho, pero sobre todo de “muchos años de amor y pasión” por este deporte.
El ‘Premio Deporte Femenino Colectivo’ ha recaído en el Movistar Team de ciclismo y ha sido recogido por su director, Jorge Sanz, que ha destacado que “quienes tendrían que estar recogiendo este galardón son las 12 corredoras que se dejan la piel en la carretera”.
A juicio de Sanz, para que el deporte femenino tenga el mismo reconocimiento que el masculino es importante que los medios de comunicación le den más protagonismo, aunque para ello tiene que existir un factor de espectáculo posible solo con una mayor profesionalización, un aspecto por el que, según ha señalado, “las instituciones están haciendo una gran apuesta”.
En este sentido ha hecho mención al trabajo que se realiza desde el deporte base y ha destacado la importancia de la existencia de grandes patrocinadores como Movistar para que “las mujeres puedan tener un horizonte en el que se les ofrezca la posibilidad de terminar como profesionales”.
La arquera paralímpica Carmen Rubio, galardonada con el Premio Deporte femenino inclusivo, ha hecho una defensa hacia la capacidad de cualquier persona de marcarse su propios límites y la necesidad de que el entorno no ponga más barreras aún que las que uno mismo tiene.
Rubio ha señalado que para ella el tiro con arco “no ha sido un deporte adaptado, sino inclusivo”, ya que siempre ha tenido la posibilidad de practicarlo con deportistas sin discapacidad y eso para ella ha sido muy enriquecedor.
“Con 58 años busco otros Juegos Olímpicos y seguir compitiendo y practicando deporte”, ha destacado instando a todos los profesionales del deporte a que animen “a todas aquellas mujeres entradas en años que quieran practicar deporte porque así se consiguen cosas como las que yo estoy consiguiendo”.