Trabajo paraliza uno de los planes de los 'viernes sociales'

Agencias
-

El Gobierno reconoce que se están comprobando algunos expedientes para recibir el subsidio por desempleo para mayores de 52 años, pero niega que se hayan detenido «todos» los trámites

Trabajo paraliza uno de los planes de los ‘viernes sociales' - Foto: Jaume Sellart

Aprobada en la reunión del Consejo de Ministros del pasado 8 de marzo, una de las medidas estrella de los viernes sociales del Gobierno de Sánchez ha naufragado casi antes de zarpar. Se trata del decreto ley que regula el subsidio por desempleo para mayores de 52 años. Anunciado a bombo y platillo por el Ejecutivo socialista, su aplicación se ha visto paralizada por las «lagunas» que se aprecian en la normativa, según publicó ayer el diario El Mundo. El Ministerio de Trabajo, sin embargo, negó esta información, aunque reconoció que algunos expedientes se han frenado porque se están estudiando.
Según explicaron fuentes del Gabinete, el Servicio Público de Empleo Estatal ya ha concedido estas ayudas a 32.000 personas de un total de 56.000 solicitudes recibidas entre el 14 de marzo, cuando entró en vigor la regulación de esta ayuda, y el 28 de marzo. De esta forma, remarcan que se han aprobado por el momento el 57 por ciento de las peticiones. 
No obstante, aclararon que   «aquellos expedientes en los que han surgido dudas de interpretación derivadas de la nueva normativa, se resolverán en próximas fechas, en tanto se analicen y se verifique que, de acuerdo con el decreto ley, cumplen los requisitos». En cualquier caso, una vez se confirme que todo es correcto, estos expedientes en trámite -casos muy excepcionales-, el Gobierno remarcó que recibirán el subsidio con carácter retroactivo desde su fecha de solicitud. Son esos casos los que «se han paralizado», según el Ejecutivo, que niegan que todo el proceso se encuentre detenido.
Las nuevas ayudas entraron en vigor el pasado 13 de marzo tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el decreto ley que lo regulaba. Esta norma rebaja la edad de acceso a este subsidio (de 430 euros mensuales) desde los 55 a los 52 años; suprime el requisito de tener cumplidos esa edad en el momento del hecho causante y elimina los porcentajes aplicables a la cuantía de la ayuda cuando el beneficiario proviene de un trabajo a tiempo parcial, así como la consideración de las rentas de la unidad familiar para el acceso al subsidio. 
El Ejecutivo calcula que estas modificaciones beneficiarán a casi 380.000 personas (114.000 que podrán ahora acceder al mismo, 265.465 que verán mejoradas sus cotizaciones y 12.000 personas que actualmente cobran el subsidio de forma parcial y pasarán a percibirlo a tiempo completo). El coste estimado de esta reforma es de unos 348 millones de euros.