Roncesvalles, prueba piloto para evitar incendios forestales

NATV
-

Quemas controladas y pastoreo con ganado caballar autóctono son las técnicas que emplea esta experiencia piloto en Navarra

Roncesvalles, prueba piloto para evitar incendios forestales - Foto: NATV

Roncesvalles acoge una experiencia piloto enmarcada en el proyecto Interreg Sudoe Open2preserve (O2P) de gestión sostenible para la preservación de espacios abiertos de montaña que tiene, entre otros objetivos, el de reducir el riesgo de incendios forestales. La iniciativa combina quemas controladas en las parcelas objeto de estudio y el pastoreo con ganado caballar autóctono, y a lo largo de 2020 se realizará la interpretación de los datos obtenidos tanto en lo referido a los efectos medioambientales de la experiencia como en el desarrollo de los animales.

Rosa María Canals, profesora de la Universidad Pública de Navarra y coordinadora del proyecto O2P expuso, en la jornada técnica 'Incendios forestales ante el cambio climático' que ha tenido lugar recientemente en Pamplona por iniciativa del Servicio de Protección Civil y Emergencias del Gobierno de Navarra, las acciones y estudios contemplados en el proyecto que lidera la UPNA encaminados a reducir el riesgo de incendios, valorizar los pastos de montaña y aumentar la biodiversidad de los mismos. Open2preserve cuenta con la participación de la empresa pública INTIA y la financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La experiencia O2P parte del hecho de que la reducción del pastoreo por herbívoros debido al descenso de la cabaña extensiva está afectando especialmente a los espacios abiertos y a los pastos naturales en particular, manifestándose en una rápida expansión de arbustos y en procesos extensos de forestación natural y matorralización que, a veces, originan una pérdida de biodiversidad, una homogeneización del paisaje, una acumulación de combustible vegetal y un incremento del riesgo de grandes incendios, una amenaza alta y permanente en el actual escenario de cambio climático, ha informado el Ejecutivo.

El objetivo de O2P es garantizar la preservación de los servicios ecosistémicos y la calidad ecológica de los espacios abiertos de montaña mediante dos pilares. El primero es la generación de un modelo de gestión que consolide paisajes resilientes, transferible a la región SUDOE y basado en prácticas combinadas de quemas controladas y herbivorismo guiado, emulando así la dinámica natural de los paisajes heredados que evolucionaron bajo un régimen de incendios y herbivorismo.

El segundo pilar es la búsqueda de la viabilidad económica del modelo con soluciones innovadoras de valorización de productos ganaderos de alta calidad y de empresas de servicios de pastoreo porque "generar riqueza local es imprescindible para la fijación de una población ligada al uso sostenible de los recursos naturales".

Roncesvalles es el escenario de una experiencia piloto enmarcada en el proyecto O2P que se desarrolla en dos parcelas de 2,55 y 3,86 hectáreas de superficie enclavadas en la zona de especial conservación Roncesvalles-Selva de Irati. A mediados de noviembre de 2018, INTIA y UPNA llevaron a cabo una acción consistente en la toma de imágenes desde un dron que sirvieron para medir el fitovolumen de la masa arbustiva antes de la quema controlada realizada el 28 de marzo.

Durante la pasada primavera, en mayo y junio, entró a pastar en la parcela ganado caballar autóctono previamente adiestrado para llevar a cabo un pastoralismo guiado. Tras la temporada de pastoreo, se han realizado monitoreos detallados del suelo y de la vegetación para observar los efectos de la quema y se ha controlado el estado de crecimiento y bienestar de los animales pastantes durante la experiencia, con la finalidad de determinar la eficacia y sostenibilidad ambiental de las prácticas combinadas implementadas, ha precisado el Ejecutivo.

En 2020 continuará el monitoreo de suelos y vegetación y se llevará a cabo la interpretación de los resultados obtenidos de la experiencia piloto tanto en lo referido a los efectos ambientales y eficacia de la estrategia combinada como en el desarrollo del ganado, fase previa a la divulgación de las conclusiones.

Puntos estratégicos de gestión

En el marco de la jornada técnica 'Incendios forestales ante el cambio climático' Beatriz de la Torre y Gonzalo Muñoz, de la consultoría ambiental Agresta, presentaron la ponencia titulada 'Puntos estratégicos de gestión (PEG). Comarca atlántica navarra', en la que partiendo del análisis histórico de los incendios registrados en la zona apostaron por un cambio de mentalidad a la hora de afrontar los grandes incendios forestales dando prioridad a la planificación preventiva mediante la metodología de los PEG, áreas del territorio definidas y priorizadas de acuerdo a una metodología concreta que, teniendo en cuenta el riesgo de incendio, el comportamiento del fuego en la zona de estudio y la vulnerabilidad de sus valores naturales, rurales o urbanos a proteger, permita establecer y optimizar una planificación espacio-temporal de combustibles e infraestructuras que limite la potencialidad del incendio, detectando oportunidades de extinción y anticipando una estrategia de defensa eficaz y segura para grandes incendios forestales tipo para los que se ha diseñado.

Los objetivos de los PEG son establecer planes de extinción previos al incendio y disminuir la incertidumbre en las estrategias, tácticas y operaciones de extinción, aumentando con ello la seguridad de los equipos de extinción; reducir el potencial de propagación de los incendios compartimentando o aislando zonas potencialmente afectadas por el incendio; mejorar la protección de bienes y personas, y proteger los elementos del paisaje de alta vulnerabilidad, ha concluido el Gobierno.