Celaá: "PSN ha cumplido escrupulosamente con su palabra"

NATV
-
Celaá: “PSN ha cumplido escrupulosamente con su palabra”

La portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá, ha defendido que los socialistas navarros han "cumplido escrupulosamente con su palabra no pactando ni con Navarra Suma ni con Bildu".

Celáa ha confirmado que el PSN prosigue su intento de presidir el Gobierno de Navarra, "lo que no implica a Bildu", aunque se requiere su abstención para que esa suma salga adelante.

Ha admitido que le causa "verdadero estupor que PP y Ciudadanos arrojen semejantes improperios" respecto de la estrategia política de los socialistas en Navarra "cuando ellos pactan con Vox". "Más allá de su hipocresía saben perfectamente que el PSN no ha hablado ni pactado con Bildu ni con Navarra Suma", ha incidido.

Para Celaá, las negociaciones entabladas por Chivite para formar un Gobierno alternativo al de Navarra Suma representan un "intento valiente y loable para evitar el choque entre dos bloques", en referencia a la coalición de derechas Navarra Suma y el "nacionalismo moderado a modo del PNV" en el País Vasco.

De otro lado, Celaá ha confiado en que finalmente el PSOE alcance un acuerdo con Unidas Podemos para superar la investidura y dar estabilidad a la legislatura.

"TODOS LOS ESCAÑOS SON LEGALES Y LEGÍTIMOS"

Isabel Celaá ha hecho un llamamiento a que en España se asuma "con naturalidad" que "todos los escaños, tanto de parlamentos autonómicos como de las Cortes Generales son legales y legítimos".

Celaá ve necesario que en un escenario tan fragmentado como el de la política española se haga esta reflexión. Si en España "no hay ninguna fuerza política ilegalizada" eso quiere decir que todas las fuerzas políticas que han conseguido escaños son "legales y legítimas", ha incidido.

La ministra recupera así el argumento que solía esgrimir el PSOE para justificar que sacaran adelante la moción de censura contra Mariano Rajoy con el respaldo de los partidos independentistas, sobre los que no quieren, dicen ahora, hacer descansar la gobernabilidad del país. Sin embargo, la estrategia que está siguiendo el PSOE en territorios como Navarra y Canarias hace que cada vez emerja con más fuerza la opción de superar la investidura gracias a la abstención de ERC.

Las palabras de Celaá hacen referencia al pacto alcanzado este miércoles entre los socialistas navarros y el "nacionalismo moderado" de Geroa Bai, marca del PNV en el País Vasco, que permitió a Geroa Bai hacerse con la presidencia de la Mesa del Parlamento navarro y a EH Bildu entrar en este órgano con una Secretaría, sin que fuera necesario que los socialistas votasen al candidato de la izquierda abertzale.

Este acuerdo allana el camino para que la líder del Partido Socialista de Navarra (PSN), María Chivite, triunfe en su intento de presidir el próximo Gobierno de Navarra gracias a un acuerdo con Geroa Bai, Podemos e IU, que precisaría de la abstención de Bildu para superar la investidura.

Pero aleja la vía para que Pedro Sánchez supere su investidura gracias a la abstención de los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro, que exigían como contrapartida que los socialistas navarros renunciaran a gobernar la comunidad foral y dejaran que lo hiciera la coalición vencedora de las elecciones, Navarra Suma, que conforman UPN, PP y Ciudadanos.

De este modo, la vía más realista para que Sánchez supere su investidura es hoy por hoy la que pasa por la abstención de los independentistas de ERC, eso si votan a favor del candidato socialista Unidas Podemos, el PNV, Compromís y el Partido Regionalista de Cantabria.

A Sánchez le podría valer también con la abstención de Bildu (y el voto en contra del resto de partidos independentistas) pero este escenario es menos factible dado que no ha habido, ni están previstos, contactos con la formación abertzale, y tampoco parece previsible que el voto de Bildu difiera mucho de los independentistas catalanes.

Esta opción exigiría además que no renunciasen a su acta los tres diputados de Junts suspendidos, porque de lo contrario con la abstención de Bildu no bastaría para que en segunda votación Sánchez consiguiera más votos a favor que en contra.