La política fiscal provoca reproches cruzados

NATV
-

Na+ ha criticado este lunes la "incoherencia" del Gobierno en política fiscal e Izquierda-Ezkerra le ha reprochado "falta de valentía", mientras que PSN y Geroa Bai no han visto voluntad negociadora en Na+ en vísperas de debatir los Presupuestos.

Tras la reunión de la Mesa y Junta de Portavoces del Parlamento, el portavoz de NA+, Javier Esparza, ha cuestionado que el Ejecutivo presidido por María Chivite haya plantado tres proyectos de ley fiscales con los que “consolida la política fiscal del cuatripartito” de la pasada legislatura.

Al respecto ha recordado que entonces y también en campaña electoral el PSN criticaba de “forma muy dura” la reforma fiscal llevada a cabo por el Gobierno de Uxue Barkos y sin embargo ahora “plantean una política fiscal que consolida la anterior”, que "consolida los perjuicios y el maltrato a los navarros”.
Reproches cruzados en Mesa y Junta por la política fiscalReproches cruzados en Mesa y Junta por la política fiscal
Para Esparza los cambios mantienen las diferencias fiscales “en negativo” respecto a otras comunidades autónomas, punto en el que ha vuelto a subrayar que “las familias y las empresas navarras son las que más impuestos pagan”.

Tras asegurar que el PSN tenía “muy fácil” el respaldo de Navarra Suma, era suficiente con plantear la misma fiscalidad a las familias navarras que a las vascas, una decisión “nada perjudicial y que legitimaría este gobierno”, ha añadido que "es mentira” que los socialistas les hayan tendido la mano para negociar porque "no estaban dispuestos a mover una sola coma”.

Y ha adelantado que "no habrá acuerdos" ente el Gobierno y Navarra suma en materia presupuestaria si se incluyen medidas de EH Bildu porque "las medidas identitarias son incompatibles" con Navarra Suma.

Desde PSN, Ramón Alzórriz ha confirmado el acuerdo con EH Bildu porque "las peticiones" de la coalición abertzale "van en consonancia con el programa de legislatura", por lo que ha negado que se trate de "preferencias" sino de "cuestiones sociales" ya que "quien más incide o se acerca a estas cuestiones sociales es EH Bildu".

Además, ha reprochado a Navarra Suma no haber tenido una iniciativa propositiva a pesar de que se les ha "tendido la mano"y ha señalado que las reformas fiscales son la medida previa a poder negociar el proyecto de presupuestos para 2020

Uxue Barkos por su parte ha comentado que Geroa Bai cree que aun “no es imposible” un acuerdo entre el Gobierno y Navarra Suma para la aprobación del impuesto del patrimonio empresarial por lo que ha pedido "coherencia política" a la hora de aprobar este paquete fiscal, algo “trasladable” a la futura aprobación de los presupuestos de cara a 2020.

Ha llamado también a Navarra Suma a que “no se enquiste” ni “haga una política de barricada” a la hora de dar su apoyo a las medidas fiscales y a los presupuestos, aunque se está construyendo “de manera diferente” una estabilidad parlamentaria, y apelado a este próximo jueves para “tener una visualización clara” de las posibilidades de acuerdo en materia presupuestaria.

Bakartxo Ruiz, de EH Bildu, ha confirmado un acurdo con el PSN en dos de los tres proyectos fiscales remitidos por el Gobierno y anunciado que se abstendrán en la votación a los paquetes de reforma en gravámenes y darán su voto afirmativo a la deducción de las prestaciones por paternidad y maternidad.

Según ha comentado, se ha llegado a acuerdos y se “han negociado algunas enmiendas que ayudan” a que las medidas a implantar sean más progresivas aunque este “no es el modelo fiscal propiamente dicho de EH Bildu”, y de ahí que "posibilitan no un sí, pero sí una abstención que apruebe el paquete de medidas fiscales".

Sin embargo ha calificado a su vez de “error” dejar de “gravar la riqueza” a través del Impuesto de Patrimonio, una postura que “no tiene nada que ver con una política fiscal que se denomine progresista”, por lo que esta reforma no contará con el apoyo de coalición abertzale.

Por último, ha señalado que han obtenido el compromiso por parte del Gobierno de hacer estudios para que el Impuesto de Sociedades “recaude más” y se instauren nuevos tributos a lo largo de la legislatura.

Por su parte la parlamentaria de I-E Marisa de Simón ha lamentado “la falta de valentía” de los tres socios del Gobierno, PSN, Geroa Bai y Podemos, para reformar el Impuesto de Sociedades, lo que le ha llevado a destacar la “decepción tremenda” que siente cuando este es un gravamen que supone una “injusticia".

En este sentido De simón ha indicado que “las clases trabajadoras aportan la mayoría de la recaudación, mientras que los grandes patrimonios aportan muchísimo menos que las rentas del trabajo” y en concreto el Impuesto de Sociedad representa el 5,6% de la recaudación fiscal y el 63% las rentas del rabajo.

Por eso ha señalado que se trata de "un robo a las clases populares, aunque legalizado”, y ha lamentado que no salieran adelante las medidas que I-E planteó para reformar el Impuesto de Sociedades porque hubieran supuesto "avances importantes”

De Simón ha criticada ademas por "regresivas" las propuestas fiscales de Navarra Suma, que en su opinión caminaban hacia "un sistema fiscal más injusto", por lo que ha celbrdo que no se hayan aprobado.que se ha felicitado aeuta sfiaclaes de Navarar opori no hayan salido adelante.

Por otra parte, ha celebrado que se hayan parado las enmiendas,

calificadas por de Simón como “regresivas” presentadas por Navarra Suma y que ha considerado que “avanzaban hacia un sistema fiscal más injusto”.