Cierran los colegios: el futuro de Navarra ya está decidido

NATV
-

Tras una jornada con una alta participación y sin incidentes reseñables, a las ocho de la tarde han cerrado todos los colegios electorales navarros. Por delante, los recuentos de las hasta cuatro urnas que hay en cada colegio y el escrutinio final.

Navarra cierra los colegios electorales con el resultado más incierto si se hace caso de las encuestas, que han dado como ganadora a la plataforma Navarra Suma pero sin que ni ella ni el cuatripartito que ha gobernado la última legislatura tengan asegurada la mayoría necesaria para llegar al Ejecutivo foral.
En una jornada caracterizada por la normalidad desde la apertura de los colegios electorales, a las 18:30 horas la participación en las elecciones autonómicas era de un 56,35% frente al 55,76% de 2015, un 0,59% más según los datos del Gobierno de Navarra.
En el caso de las municipales, el Ministerio del Interior cifraba la participación en el 54,71% de los electores, cuando en 2015 a la misma ahora era del 34,53%, lo que indica que el voto había crecido a esa hora un 20,18%.
Si en el ámbito local la casuística es variada, en el autonómico todavía es mayor y además presentan como novedad que estas son unas elecciones en las que por primera vez las mujeres han sido mayoría como candidatas a presidir el Gobierno de Navarra.
De seis formaciones que en la actualidad tienen presentación en el Parlamento foral todas salvo Navarra Suma y Podemos están lideradas por mujeres con años ya de experiencia en el Legislativo navarro.
Pero además son unas elecciones que probablemente nunca antes se han disputado como ahora entre dos bloques: el de Navarra Suma, encabezado por Javier Esparza, y el del cuatripartito, con Uxue Barkos como candidata a revalidar el cargo de presidenta de Navarra.
Sin embargo las encuestas conocidas apuntan a que ninguno de los dos tendrá los suficientes apoyos como para que esta madrugada quede claro quien presidirá el Gobierno de Navarra, y de hecho también todas coinciden en señalar que la socialista María Chivite puede ser quien incline la balanza para uno u otro lado.
Y si son tablas, Chivite ya ha avanzado que intentará ser quien presida Navarra en esta próxima legislatura, avanzando que no dará su apoyo a Esparza y que está dispuesta a hablar con Barkos, en una posición de más o menos fuerza según las urnas.
Con este escenario en el que todos saber que se juegan mucho no es de extrañar que sus mensajes de campaña hayan sido para animar el voto de norte a sur y de este a oeste de la Navarra.
En total eran 482.379 los electores llamados a votar este 26M para elegir al nuevo Parlamento de Navarra del que saldrá la presidencia del Gobierno foral.
Y para garantizar el buen desarrollo de la jornada electoral se han designado 760 representantes de la Administración con el cometido de apoyar en su labor a los miembros de los 976 mesas electorales instaladas .
Entre todas ha sumado 3.300 urnas que han estado abiertos entre las 09:00 y las 20:00 horas y que para garantizar su normal funcionamiento han contado con 760 representantes de la Administración y .1.660 agentes de la Policía Foral, policías locales de Navarra, Guardia Civil y Policía Nacional.
El caso de Pamplona, el mayor municipio de la comunidad, han sido 150 los agentes de la Policía Municipal movilizados, mientras que la Policía Nacional ha desplegado a 350 efectivos entre Pamplona y Tudela, y la Guardia Civil ha contado con otros 950 agentes repartidos por diversas localidades.

Cierran los colegios: el futuro de Navarra ya está decidido
Cierran los colegios: el futuro de Navarra ya está decidido
Cierran los colegios: el futuro de Navarra ya está decidido
Cierran los colegios: el futuro de Navarra ya está decidido