Rivera afirma que Sánchez "ha cruzado una línea roja"

NATV
-
Rivera afirma que Sánchez ha cruzado una línea roja - Foto: EUROPA PRESS

Albert Rivera ha criticado que el PSOE pretenda encabezar el Gobierno de Navarra gracias al acuerdo alcanzado y que se necesitaría de la abstención de EH Bildu, advirtiendo que Pedro Sánchez ha cruzado una línea roja.

"El PSOE consuma su traición a los constitucionalistas en Navarra. Pacta con nacionalistas, batasunos y populistas para evitar que gobernemos Navarra Suma. Sánchez ha cruzado una línea roja. España no se merece un presidente capaz de algo así", ha escrito en un mensaje en Twitter.

Por su parte, la portavoz de la Ejecutiva de Cs y portavoz en el Congreso, Inés Arrimadas, ha señalado en rueda de prensa que "el sanchismo, siempre que puede, pacta con nacionalistas y populistas", y en el caso de Navarra su actuación representa "una infamia".

IMPOSIBLE PACTAR CON EL "SANCHISMO"

"Mientras Sánchez decía una cosa en televisión, sus compañeros estaban negociando con Bildu y Podemos en Navarra para arrebatar el Gobierno foral a Navarra Suma", ha lamentado, concluyendo que "el sanchismo es incorregible" y para Cs "es imposible llegar a acuerdos con él".

El preacuerdo de gobierno ha sido anunciado conjuntamente por los cuatro partidos que lo han alcanzado en una comparecencia con la participación de Chivite; la jefa del Ejecutivo en funciones y líder de Geroa Bai, Uxue Barkos; el secretario general de Podemos Navarra, Eduardo Santos; y la portavoz de Izquierda-Ezkerra, Marisa de Simón.

Ahora, las direcciones de cada partido deberán ratificar el pacto y, posteriormente, tendrán que negociar la estructura y composición del Ejecutivo foral. Sin embargo, para que ese Gobierno sea posible, primero Chivite tendrá que ser investida como presidenta, y para ello necesitará la abstención de EH Bildu.

DECLARACIÓN CONJUNTA CON UPN Y PP

Rivera y el presidente del PP, Pablo Casado, se reunieron por separado el pasado martes en el Congreso con el líder de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Javier Esparza, y firmaron un documento que llevaba por título 'Declaración por la dignidad de las instituciones navarras y españolas'.

En esa declaración, los tres partidos --que conformaron la coalición electoral Navarra Suma-- pedían a Sánchez que el PSOE renunciase a gobernar la comunidad foral contando con la abstención de Bildu, advirtiendo de que la formación abertzale no daría sus votos "gratis".

En su opinión, sería "un pacto inmoral" porque no se puede tener como interlocutores políticos a quienes no han condenado el terrorismo, y beneficiaría a Bildu y al nacionalismo vasco, "cuyo objetivo es que Navarra desaparezca como comunidad foral y diferenciada dentro de España, para anexionarla a Euskadi y crear la llamada república vasca".