Una nueva campaña buscará el bien de todos los pamploneses

NATV
-

Policía Municipal de Pamplona ha iniciado una campaña de respeto de la denominada disciplina viaria, es decir, del uso correcto de los espacios destinados a peatones, ciclistas, vehículos VMP o vehículos a motor, según la nueva Ordenanza.

Una nueva campaña buscará el bien de todos los pamploneses - Foto: ARCHIVO

Según ha explicado el Ayuntamiento en una nota, se trata de que Pamplona siga dando pasos en pro de la seguridad y de que se corrijan conductas indebidas sancionables según esa misma normativa. Se hará hincapié en aspectos como la circulación por aceras, la convivencia peatón-ciclista-VMP y vehículo a motor-ciclista-VMP y aspectos de seguridad vial como el uso de luces, chalecos o cascos protectores, entre otros.

El objetivo de la campaña es conseguir esa convivencia en las diferentes vías de la ciudad, para que las aceras sean un espacio seguro para los peatones, para que las bicicletas y VMP ocupen los espacios destinados a su circulación y para que los vehículos a motor respeten en la calzada a las personas ciclistas y VMP. La campaña de vigilancia se realizará durante 10 días, con una especial atención a las franjas horarias más concurridas por quienes circulan en bici y VMP en los desplazamientos de entrada y salida del trabajo, colegio o universidades, así como el control de zonas de esparcimiento por la tarde (Vuelta del Castillo, paseo del Arga).

La campaña pretende corregir conductas que Policía Municipal ha ido detectando desde la entrada en vigor de la Ordenanza de Movilidad, el pasado mes de agosto, y que van en contra precisamente de esa normativa.

En lo que a bicicletas y vehículos VMP se refiere, se trata de corregir conductas referentes, principalmente a diez aspectos: la circulación por las aceras (salvo las excepciones para ciclistas reguladas en la Ordenanza de Movilidad); circular sin luces en situaciones de baja visibilidad, además del uso de chaleco reflectante por la noche en VMP; no llevar casco protector los conductores de VMP y los ciclistas menores de 16 años; circular haciendo uso de auriculares o teléfono móvil; en las calles residenciales y parques, no respetar la distancia mínima de 1,5 metros al peatón, así como circular sin respetar la distancia de 2 metros a las fachadas de edificios y portales.

Además, se vigilará la velocidad inadecuada; rebasar semáforo en rojo; circular montado en los pasos de peatones no habilitados; en los pasos de peatones habilitados para su circulación, cruzar sin cerciorarse que han sido observados por el conductor del vehículo que se aproxima, sin darle tiempo a reaccionar para detener el vehículo; y por último, el uso de VMP por menores de 14 años.

Pero la campaña no solo se centrará en bicicletas y VMP, sino también en el resto de personas que conducen otros vehículos y también en los peatones. Por ejemplo, se incidirá en que los vehículos a motor respeten la distancia de seguridad con los ciclistas, se aseguren de cambiar de carril al adelantar o cesen conductas de hostigamiento hacia ciclistas o vehículos VMP. Se insistirá a los peatones para que no transiten por los carriles bici ni se detengan en ellos.

CONTROLES ESTÁTICOS, PATRULLAJE Y SANCIONES

En cada patrullaje de Policía Municipal (concretamente, de los Grupos de Prevención, Proximidad y Tráfico), se realizarán dos controles estáticos de 15 minutos de duración dentro de su sector, en aquellos lugares previamente asignados, controlando las conductas descritas en el apartado anterior.

Esos controles se llevarán a cabo en zonas como la Vuelta del Castillo, Sancho El Fuerte, Abejeras y pasos próximos a la Misericordia; Camino de Santiago; Ensanches, Carlos III y Monjardín; Casco Antiguo; Pío XXI, Mendebaldea, Hospitales, avenida de Barañáin e Irunlarrea; Rochapea (Bernardino Tirapu, parque de Enamorados, Marcelo Celayeta, río Arga, parque fluvial); San Jorge, Biurdana, paseo de Sandua, Buztintxuri; Mendillorri, avenida de Cataluña, Sadar y zonas próximas a la UPNA; y zona de Iturrama y Universidad de Navarra. Asimismo, se controlarán especialmente las calles que disponen de carriles bici y calles limitadas a 30 kilómetros por hora, que son lógicamente las vías más transitadas por ciclistas y vehículos VMP.

Como criterio común, se denunciarán en todo caso las siguientes conductas: circular en bicicleta o VMP por aceras o zonas peatonales existiendo carriles bici en la misma vía; circular en bicicleta o VMP por aceras o zonas peatonales en aquellas calles de único sentido y con un único carril limitadas a 30km/h, cuyo tráfico se encuentra calmado; circular en bicicleta o VMP a velocidad inadecuada, a una distancia de los peatones inferior a 1,5m en calles residenciales o parques, o a menos de 2m de las fachadas; circular en bicicleta o VMP haciendo uso del teléfono móvil o auriculares; circular en VMP sin casco protector o conductores de bicicleta menores de 16 años; atravesar en bicicleta o VMP un paso de peatones habilitado a velocidad inadecuada, o no dando tiempo al vehículo que circula a reaccionar antes de detenerse; circular en bicicleta o VMP no respetando las fases semafóricas; atosigar a los ciclistas o VMP, no manteniendo la distancia de seguridad en circulación compartida por la calzada con otros vehículos motorizados o adelantar a ciclistas en la calzada sin cambiar de carril.

Se apercibirán o denunciarán, en función del peligro o riesgo causado, el resto de conductas contrarias a la normativa vigente.