Navarra ha invertido 545 millones en depuración de agua

NATV
-

Navarra ha invertido 545 millones de euros en depuración y saneamiento de agua desde 1989, según se ha puesto de manifiesto con motivo de la conmemoración del 30 aniversario de andadura de la empresa pública NILSA.

Navarra ha invertido 545 millones en depuración de agua - Foto: ARCHIVO

En estos 30 años, según informa el Gobierno, NILSA ha invertido 313 millones en la construcción de instalaciones y 232 millones en la operación y mantenimiento de las mismas.

Asimismo, ha recaudado 520 millones de euros a través del canon de saneamiento (el 72% procedente de los hogares; el 28% de la actividad industrial), que todos los contribuyentes pagan a través del recibo del agua desde el 1 de enero de 1989.

Con motivo de su aniversario, la presidenta de Navarra, María Chivite, acompañada por el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza, han visitado la depuradora decana de Tafalla-Olite / Erriberri, una de las primeras en entrar en funcionamiento en Navarra en los años 70 del siglo XX, y asumida por NILSA tras su creación.

Les han acompañado el director general de Administración Local y Despoblación, Jesús Mari Rodríguez; los alcaldes de Olite y Tafalla, Maite Garbayo y Jesús Arrizubieta, respectivamente; y el presidente de la Mancomunidad de Mairaga, Jorge Bacaicoa.

Asimismo, el primer gerente de Nilsa e impulsor del proyecto, José Ignacio Sanz Arbizu, ha estado representado en el acto de aniversario por su viuda, Charo Orocoyen, ya que el promotor de la sociedad falleció en noviembre de 2014. También han asistido los dos gerentes posteriores, Andrés Sola (1995-2015) e Iñaki Urrizalki (2016-2019), así como la plantilla al completo.

En 1989, NILSA asumió las seis instalaciones depuradoras que existían en Navarra, pioneras también en España, y comenzó a llevar a cabo el Plan Director de Saneamiento de los Ríos en Navarra, marco en el que se ha llevado a cabo la construcción de 159 depuradoras (93 instalaciones para núcleos de población mayores de 250 habitantes, 66 para los de menor población) y 586 instalaciones primarias.

Estas actuaciones han sido posibles gracias a la recaudación del canon de saneamiento así como con fondos europeos (36 millones de euros) y con Planes de Infraestructuras Locales del Gobierno de Navarra hasta 2012 (94 millones). Desde 2013 la financiación se obtiene únicamente a través del canon.

En cuanto a volúmenes de agua, Navarra, cuyos habitantes consumen una media de 112 litros por persona y día, trató el año pasado 86.750.609 metros cúbicos de agua residual.

La sociedad pública también lleva a cabo una labor de concienciación sobre la necesidad de implantar redes separativas en todas las localidades: canalizaciones diferenciadas para las aguas de lluvia y las aguas residuales. Actualmente son mayoritarias las redes unitarias que mezclan ambos caudales, haciendo necesario que el volumen total haya de ser depurado sin que esto fuera necesario para el agua pluvial.

Su creación se debió a la necesidad de un ente instrumental que llevara a cabo el Plan Director de Saneamiento de los Ríos, que fue definitivamente aprobado en 1991, y revisado en 1995, 2006 y 2015.

La última revisión se realizó el año pasado, cuando se incluyó la depuración y el saneamiento en el Plan Director del Ciclo Integral de Agua de Uso Urbano 2019-2030, plan impulsado por el Gobierno de Navarra en 2017 y aprobado el pasado 8 de mayo.

Su plantilla ha pasado de seis a 51 personas, ubicadas tanto en la sede principal en Pamplona como en la oficina de Tudela. El empleo generado de manera directa e indirecta es de casi 400 personas.