Valladolid y Granada avisaron a Tebas de los posibles amaños

NATV
-

Javier Tebas ha afirmado que en mayo de 2014 conoció por los entonces presidentes del Granada y del Valladolid, Enrique Pina y Carlos Suárez, que Osasuna podía estar moviéndose para intentar amañar algún partido con el fin de evitar su descenso.

En concreto, según Tebas, que declara este jueves como testigo en el juicio, ambos le dijeron por separado que supuestamente Osasuna estaba intentando primar al Betis para que ganara al Valladolid y para que posteriormente se dejara ganar ante el club navarro.
Javier Tebas ha dicho que el presidente de Valladolid, Carlos Suárez, "me hablaba de que la información le venía de un jugador de Osasuna que se llamaba Sisi -Sisinio González-, que la información venía del vestuario de Osasuna y de Sisi".

Así, ha afirmado que la propia Liga ofreció "protección" a Sisi, garantizándole la cobertura de su contrato, según consta en conversaciones de whatsapp que mantuvo con el presidente del Valladolid. Según ha dicho Tebas, ofrecieron protección al contrato de Sisinio González puesto que existe "omertá" y "corporativismo" en los vestuarios y los jugadores no denuncian "por miedo a no ser contratados".

Sobre un mensaje del presidente del Valladolid -"igual pierdo y me llevo a esos golfos" de Osasuna a Segunda División-, Javier Tebas ha considerado que "hay que entenderlo en la situación en la que nos encontrábamos esa semana", puesto que el Valladolid estaba en riesgo de descenso y tenía información de supuestos amaños entre otros equipos. "Hay que entender esa desesperación", ha indicado.

Valladolid y Granada avisaron a Tebas de los posibles amañosValladolid y Granada avisaron a Tebas de los posibles amaños - Foto: Miguel Ángel Moreno

Según Tebas, era el entonces directivo de Osasuna Jesús Peralta el que estaría encargado de negociar sobre el presunto amaño de partidos.

El presidente de la Liga ha explicado además durante su declaración que encargaron a unos detectives en el final de temporada seguir a personas que trabajaban para varios clubes. En el caso de Osasuna, pusieron detectives al capitán, Patxi Puñal, y quisieron poner detective a Jesús Peralta, pero por error se equivocaron y siguieron a otro detective.