La de Orkoien, una investigación "larga y dificultosa"

NATV
-

Policía Foral destaca la complejidad de la detención de agresores sexuales

La de Orkoien, una investigación "larga y dificultosa" - Foto: EFE

Policía Foral ha destacado este domingo la gran complejidad de la investigación de la agresión sexual sufrida por una vecina de Orkoien y la detención de los presuntos autores de los hechos, de los que tres han entrado en prisión y dos han quedado en libertad con medidas cautelares.

Los hechos, ha informado a Efe el responsable de comunicación de la Policía Foral, Mikel Santamaría, se produjeron a finales del mes de noviembre en un parque público cercano a la localidad de Orkoien y de los mismos se tuvo conocimiento a través de una denuncia que interpuso la víctima.

A partir de ahí, ha dicho, se inició una investigación "que ha sido larga y dificultosa", en la que han participado muchos agentes de la Policía Judicial y que culminó con la detención de siete personas en una localidad de la Ribera de Navarra y su posterior puesta a disposición judicial.

Santamaría ha explicado que la investigación fue complicada porque inicialmente sólo se supo que la víctima contactó con estas personas a través de una conocida red social, en la que concertaron una cita en las cercanías de Pamplona. En ese momento, solo se contaba con los números de teléfono de los presuntos autores de los hechos.

Tras obtener las correspondientes autorizaciones judiciales y contactar con los responsables de la red social de contactos, se pudo situar a los supuestos autores de la agresión, de nacionalidad extranjera, en una localidad de la Ribera de Navarra.

Hasta que se produjo la detención, no se informó de los hechos porque "había también un riesgo evidente de que pudieran marcharse y abortar la operación", ha señalado el portavoz de Policía Foral.

Santamaría ha subrayado que, "por desgracia", a través de las redes sociales "se están cometiendo delitos, muchas veces contra la intimidad, en otros casos contra la libertad sexual", por parte de personas que utilizan perfiles falsos para contactar con sus víctimas, en ocasiones menores de edad.

Por ello, ha pedido precaución, sobre todo a los menores, al utilizar las redes sociales y la información e imágenes que se comparten a través de los teléfonos móviles, porque "podemos estar ante delitos encubiertos que después conllevan la consiguiente denuncia".