Un paseo a los octavos

SPC
-
Un paseo a los octavos - Foto: PAUL HANNA

El Atlético gana cómodamente al Mónaco al solucionar el duelo en 25 minutos y se asegura un puesto en la siguiente ronda

El Atlético de Madrid completó ayer su avance a los octavos de final de la Champions en solo un minuto y medio, la rapidez con la que marcó el 1-0, y fulminó al Mónaco en el Wanda Metropolitano; un paseo sin exprimirse más que lo justo hacia la siguiente ronda con goles de Koke y Griezmann (2-0).
Una victoria previsible, indudable siempre a lo largo del partido, con los dos tantos concentrados en la primera media hora y en dos de las tres primeras ocasiones del equipo rojiblanco, pero también con una arriesgada relajación, que incluyó un penalti fallado por Falcao, en su reencuentro; la expulsión de Savic y unas cuantas ocasiones de su adversario en el tramo final del choque.
Sin jugarse apenas nada, devorado por las bajas -hasta 13-, consciente de que su tensión debe concentrarse en su liga, en la que está penúltimo, era un adversario casi vencido desde el principio y doblegado invariablemente al minuto y medio, sin fortuna, quizá, pero con el 1-0: Koke tiró desde fuera del área, rebotó en el juvenil Badiashile, descolocó a Benaglio... Y gol.