El Gobierno insiste en volver a la normalidad política

NATV
-

María Chivite ha afirmado que "es hora de que vuelva la normalidad política al Parlamento de Navarra" y ha indicado que "la normalidad política es que todos los partidos políticos hablen con todos los partidos políticos y se presenten iniciativas".

El Gobierno insiste en volver a la normalidad política - Foto: ARCHIVO

María Chivite ha señalado que, "incluso UPN, por mucho que ahora se lleve las manos a la cabeza, ha sacado iniciativas de la mano de EH Bildu, por lo tanto, por favor, que vuelva la normalidad política al Parlamento de Navarra, que es que los partidos hablen entre sí y acuerden entre sí, porque eso es la democracia".

En una entrevista con RNE recogida por Europa Press, la presidenta del Gobierno foral ha insistido en que "no hay ningún acuerdo con Bildu, me he cansado de repetirlo e incluso ellos mismos lo han dicho públicamente, que ni siquiera nos hemos sentado a hablar con ellos".

Sobre el caso de Huarte, donde EH Bildu ha recuperado la Alcaldía tras la dimisión de la primera edil del PSN, que todavía no ha cubierto esa vacante, María Chivite ha denunciado lo que ha calificado como "la instrumentalización política que la derecha está haciendo de Navarra y de cuestiones que ocurren en Navarra para atacar tanto al Gobierno de Navarra coma al Gobierno de España".

"Esta instrumentalización política y esta estrategia de crispación y de tensión constantes hace que existan dificultades para cubrir esta concejalía de Huarte, pero es el secretario de Organización del PSN el que está dando las explicaciones oportunas, que creo que no le corresponden al Gobierno de Navarra", ha añadido.

Sí ha insistido Chivite en que "estamos en la política hiperbolizada de lo que es la normalidad política en Navarra". "Yo entiendo que a nivel nacional la figura de EH Bildu se vea de otra manera, pero aquí forma parte de los ayuntamientos y del Parlamento de Navarra, y la derecha se está dedicando, en esa estrategia de crispación y de tensión constante, a romper la normalidad política de nuestra comunidad", ha afirmado.

En cuanto al malestar expresado por víctimas de ETA hacia el nuevo Gobierno foral, Chivite ha dicho que "respeta absolutamente a las víctimas y sus opiniones, aunque pueda no compartirlas" y ha asegurado que "el compromiso de rechazo a la violencia, al terrorismo, es uno de los diez ejes que acompañan a nuestro programa de Gobierno".

Además, ha precisado que "no son todas las víctimas, sino algunas víctimas, y respetando la opinión de las víctimas, el que quiera hacer política, que venga a la política y que no instrumentalice a las víctimas".

La presidenta del Gobierno ha afirmado que el PSN marcó "líneas rojas" para no llegar "a un acuerdo de Gobierno con EH Bildu", pero ha señalado que "eso es muy diferente de llegar a acuerdos puntuales sobre iniciativas legislativas, sobre mociones o incluso declaraciones institucionales, porque lo hacemos en el día a día del Parlamento, y no lo hace solo el Partido Socialista, es que UPN también lo hace". "En la legislatura anterior, casi el 50% de las leyes se aprobaron por unanimidad, por lo tanto, con el voto de UPN y de EH Bildu. Una cosa es hacer un acuerdo de Gobierno y otra cosa es acuerdos puntuales con EH Bildu o con Navarra Suma", ha señalado.

Así, ha asegurado que "sería difícilmente comprensible que Navarra Suma no apoyara distintas cuestiones que se llevaran al Parlamento, como cuestiones que tengan que ver con el Canal de Navarra, el tren de alta velocidad, o la devolución del IRPF de las madres, si ese caso llegara". "Ellos tendrán que explicar si se sitúan en la política del bloqueo por el bloqueo", ha asegurado.

"VOLUNTAD" DE DEVOLVER EL IRPF

Precisamente, en relación con la reclamación de las madres que piden la devolución de las retenciones de IRPF en los permisos de maternidad, Chivite ha explicado que "la voluntad política de este Gobierno es proceder a la devolución, aunque no hay un acuerdo al respecto con todos los socios -del Ejecutivo-, porque hay que garantizar que se haga con plenas garantías legales".

Así, ha asegurado que "estamos estudiando cuál es la vía legal más garantista para poder hacerlo y una vez encontrada esa vía, proponerlo al resto de los socios, intentar llegar a un acuerdo y, si no se llega a un acuerdo, las cuestiones de desacuerdo se solucionan en el Parlamento buscando otras mayorías, y eso es lo que vamos a hacer".