Osasuna Magna despide el año ganando 3-1 a Palma Fútsal

Asier Cotelo
-

Los navarros sufrieron en la recta final para mantener un resultado que podía haber sido más apretado de no ser por Asier Llamas

Osasuna Magna despide el año ganando 3-1 a Palma Fútsal - Foto: CD Xota

Victoria del CD Xota en un partido con dos partes diferenciadas y que se disputó en el Pabellón Universitario de Navarra. En la primera los locales se impusieron en el juego, aunque alcanzaron el descanso con ventaja de un solo gol. Sin embargo, en la segundo tocó sufrir ante el juego y ocasiones baleares, pero la mayor pegada de Osasuna Magna le acabó dando el triunfo por 3-1. La actuación final de Asier Llamas evitó que el marcador resultase más apretado.

Los primeros minutos fueron para Osasuna Magna, que por medio de Nakata estuvieron cerca de adelantarse, pero su disparo se marchó rozando la escuadra. También Mancuso pudo marcar con un envío cercano al palo. Sin embargo, llegados al ocho de juego, con otro lanzamiento lejano, éste pegó en el palo y se coló en la portería de Barrón para establecer el 1-0. Después llegaría otra clara ocasión de Nakata a lanzamiento de falta.

Por el contrario, el Palma Fútsal rozó el empate en un centro al área que Hamza, ex del Ribera Navarra, mandó por encima del larguero a puerta vacía. Respondió Osasuna Magna con un nuevo balón al palo, en este caso Araça al saque de un córner. Ya en la recta final del primer tiempo Asier Llamas protagonizó una doble parada a sendos lanzamientos de Ximbinha.

Al paso por vestuarios el partido cambió de guión, pese a que las dos primeras llegadas fueron del Xota.  De esa manera el dominio pasó a ser visitante y en el minuto 26 se produjo el empate. Raúl Campos hacía el 1-1 tras una pérdida de balón local en la banda. No tardó en responder Osasuna Magna, que iba a gozar de una gran efectividad. Nakata en el minuto 28 hizo el 2-1 tras un saque en largo de Asier Llamas que el jugador catalán convirtió en gol tras controlar y quebrar a Barrón. En otro ataque local llegaría el 3-1. Rafa Usín en el 33 de partido y por medio de una acción personal, disparaba desde fuera del área y superaba de esa forma a Barrón. A continuación, Palma sacó el portero jugador y es cuando más ocasiones acumuló.

Los baleares llegaban con claridad a la meta de Asier Llamas y llegó a gozar de hasta dos penaltis prácticamente consecutivos. Uno en el 38 por mano de Roberto Martil y otro en el 39 por falta de Araça. Ambas penas máximas las detuvo con el pecho un intratable Asier Llamas. Además, en el último minuto Palma gozó de un balón al palo con el que moriría el partido.

Los tres puntos se quedaron en Pamplona y los navarros recortan distancias a un rival directo que junto a ellos también estarán en la Copa de España. Así se cierra la primera vuelta del campeonato liguero.