Descienden en Navidad un 16% los delitos en los comercios

NATV
-

Descienden un 16% los delitos denunciados en los entornos comerciales en Navidad.

Descienden en Navidad un 16% los delitos en los comercios

La Policía Nacional, la Policía Foral y la Policía Municipal de Pamplona han dado por finalizado su dispositivo conjunto 'Plan Comercio Seguro 2019-2020', desarrollado en la pasada Navidad para garantizar la seguridad ciudadana. El plan se ha saldado con una reducción del 16,67% de los delitos denunciados en Pamplona y Tudela en comparación con el año anterior. Los agentes han practicado cuatro detenciones.

El objetivo de este dispositivo ha sido mejorar la prevención de hechos delictivos en las zonas comerciales y de ocio de los que son víctimas los comerciantes y sus potenciales clientes. Estos hechos son principalmente hurtos, robos con violencia o intimidación, fraudes y prevención de robos con fuerza, y las policías han puesto especial interés en los cometidos mediante el procedimiento del 'butrón'.

Además de impulsar la presencia policial con un mayor número de efectivos, este dispositivo ha facilitado consejos y pautas seguras de conducta a los comerciantes y al resto de ciudadanos, tanto directamente, como a través de los medios de comunicación y redes sociales.

La campaña desarrollada este año ha constado de dos fases. En la primera fase, comprendida del 26 de noviembre al 12 de diciembre, los delegados de participación ciudadana han incrementado los contactos con los representante de asociaciones de comerciantes y colectivos ciudadanos para difundir y dar a conocer los principales consejos preventivos de seguridad, con la finalidad de contribuir a conseguir un comercio más seguro.

La segunda fase, la operativa, se activó el 13 de diciembre y concluyó el pasado 8 de enero. En estas fechas, se produjo un incremento de los servicios de prevención en los lugares de mayor riesgo para la seguridad de comerciantes y el público que los visitó; se proporcionaron al comerciante y al ciudadano consejos y medidas de seguridad que debían adoptar, para evitar convertirse en víctimas; y se reforzó las 24 horas del día la presencia policial de uniforme y de paisano en lugares y zonas de considerable afluencia y aglomeración de personas.