Ley Foral de Igualdad para "impulsar un cambio de valores"

NATV
-

El Parlamento ha aprobado la ley foral de igualdad entre hombres y mujeres, que busca "impulsar un cambio de valores que fortalezca la posición social, económica, y política de las mujeres y que permita reforzar su autonomía y empoderamiento".

La ley, enviada por el Gobierno al Parlamento, ha contado con el voto a favor de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai, PSN e Izquierda-Ezkerra, mientras que UPN y PPN han votado en contra.

Para garantizar la equidad y evitar la discriminación, se integra la perspectiva de género como "principio rector" de todas las políticas públicas, incorporando estructuras, mecanismos y recursos tendentes a guiar la acción de la Administración foral, de las entidades locales, de las universidades y del resto de poderes públicos, incluidas las personas físicas y jurídicas.

La ley proyecta también la incorporación de la perspectiva de género a la contratación pública, objetivo que se fía al establecimiento de condiciones especiales de ejecución, en todo caso relacionadas con la empleabilidad de las mujeres. Del mismo modo, se admite la introducción de cláusulas de preferencia en las adjudicaciones a favor de empresas que adopten medidas de conciliación y no discriminación laboral.

Pleno del Parlamento de NavarraPleno del Parlamento de Navarra - Foto: Europa Press

Asimismo, está prevista la inyección de cláusulas de igualdad, bien de valoración u obligado cumplimiento, en las bases reguladoras de subvenciones, becas y cualquier otra ayuda pública. Entre los requisitos se hará constar también la imposibilidad de conceder ayudas a las entidades solicitantes que hayan sido sancionadas (resolución administrativa o sentencia judicial firmes) por ejercer o tolerar prácticas laborales discriminatorias por razón de sexo o género.

En educación, se promoverá una orientación académica y profesional sin sesgos de género y se pondrán en marcha proyectos coeducativos (en todas las etapas educativas) que fomenten la construcción igualitaria, la prevención de la violencia contra las mujeres y niñas y el establecimiento de relaciones afectivo sexuales respetuosas.

La consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, ha defendido ante el pleno del Parlamento que la ley busca "un cambio estructural y coloca en el centro los derechos y el empoderamiento de las mujeres y las niñas, donde la justicia social, el desarrollo sostenible y la democracia igualitaria pasan a través de la sostenibilidad de la vida en su amplio concepto". "Esta ley va a colocar a Navarra en la vanguardia como comunidad pionera y avanzada", ha asegurado.

La parlamentaria de UPN Ana San Martín ha afirmado que esta "ley ha sido solicitada por todos los grupos durante toda la legislatura, también UPN, pero el cuatripartito ha redactado una ley con el único fin de que UPN esté en contra para mantener ese discurso retorcido y torticero al que nos tienen acostumbrados en materia de igualdad". En concreto, se ha declarado en contra del apartado relativo a educación recogido en la ley y ha rechazado el programa Skolae. "UPN cree en la importancia de la educación, pero nuestras diferencias nacen de los materiales que imponen desde el Gobierno, de la falta de participación de las familias, del atentado que significa a la autonomía de los centros", ha indicado, para señalar que UPN está "muy a favor de la igualdad pero también de la libertad decisión".

La parlamentaria de Geroa Bai Virginia Alemán ha afirmado que la ley tiene "un contenido progresista innegable y permitirá avanzar para conseguir la verdadera igualdad para todos las personas en todos los ámbitos de la vida". "Es una ley transformadora que busca un cambio de modelo social, algo necesario para hacer desaparecer la desigualdad que hay en nuestra sociedad", ha indicado.

Por parte de EH Bildu, Bakartxo Ruiz ha señalado que es "un paso adelante que va en consonancia con el impulso que hemos visto en los últimos años por parte del movimiento feminista en un contexto en el que los primeros derechos que se ponen en cuestión son los de las mujeres". "En este Parlamento seguimos oyendo hablar de ideología de género, de ese engendro que solo busca esconder que aquí no estamos todos a favor de la igualdad", ha asegurado.

La parlamentaria de Podemos-Orain Bai Tere Sáez ha sostenido que "el avance en políticas públicas de igualdad es imparable y ha sido posible gracias al empuje del feminismo". "El pensamiento despertado no vuelve a dormitar y este pensamiento se ha conseguido. Eso no tiene vuelta atrás aunque se empeñen en hacerlo quienes hoy lo están intentando", ha asegurado.

Desde el PSN, Nuria Medina ha mostrado su "satisfacción" por la aprobación de la ley y ha afirmado que, "pese a todo lo que se ha hecho hasta ahora, la igualdad real está muy lejos de ser una realidad, y nos toca seguir abriendo camino y sentar las bases para asegurar una sociedad con mucha mayor igualdad". En ese sentido, ha señalado que la nueva ley era "necesaria desde hace bastantes años y desde el PSN la hemos reclamado como un proyecto político imprescindible".

El parlamentario del PPN Javier García ha afirmado que "esto no es una guerra entre hombres y mujeres, defender la igualdad real y efectiva es eliminar las principales barreras que tenemos en la sociedad para evitar cualquier tipo de discriminación". Ha sido crítico con el programa Skolae y ha señalado que su grupo defiende "la igualdad y la libertad". En su opinión, "lo único que se quiere con esta ley es hacer una caricatura de los buenos y de los malos respecto a la igualdad".

La parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón ha asegurado que la nueva ley "va a ser vanguardia en el Estado en la lucha por los derechos de las mujeres" y "supone un cambio estructural de modelo social que rompe con los roles de género". "Es una ley muy avanzada porque reconoce las situaciones de desigualdad, determina las condiciones necesarias para avanzar en que ese derecho a la igualdad sea efectivo y determina acciones y medidas para ello", ha indicado.