El juicio contra Netanyahu, aplazado por el coronavirus

EFE
-

Las restricciones del gobierno israelí para frenar el avance del coronavirus obligan a suspender temporalmente el proceso contra el primer ministro hasta el 24 de mayo

El juicio contra Netanyahu, aplazado por el coronavirus - Foto: GALI TIBBON / POOL

El juicio contra el primer ministro en funciones israelí, Benjamín Netanyahu, que tenía previsto comenzar este martes, ha sido postergado hasta el 24 de mayo por las restricciones judiciales para evitar el contagio del coronavirus en Israel.

En un anuncio esta mañana, el tribunal informó que "a la luz de los acontecimientos en relación a la propagación del coronavirus y tomando en considerando las últimas medidas adoptadas y la declaración de estado de emergencia en los tribunales, se ha decidido cancelar la audiencia programada".

Las restricciones, anunciadas ayer e implementadas a partir de hoy, incluyen el veto a reuniones de más de 10 personas y el cierre de negocios y establecimientos no esenciales, incluyendo cafés, restaurantes o centros comerciales.

Otra de las medidas, declarada anoche por el ministro de Justicia en funciones, Amir Ohana, es un "estado de emergencia" en todo el sistema judicial israelí, algo que limita las actuaciones a solo casos urgentes.

Los procedimientos legales contra Netanyahu se llevan a cabo en paralelo con los intentos de formación de gobierno tras las elecciones del pasado dos de marzo, cuyos resultados no han otorgado una mayoría parlamentaria a ninguno de los partidos o alianzas y prolongado el bloqueo político que enfrenta Israel desde hace casi un año.

El primer ministro en funciones, que reiteró anoche su llamamiento a la creación de "un gobierno de emergencia nacional" para afrontar la pandemia, deberá defenderse de las acusaciones de fraude, abuso de confianza y cohecho, tras dos años de investigaciones policiales y de la Fiscalía y horas de interrogatorios a él, sus socios, asesores y familiares.

Por otra parte, el presidente del país, Reuvén Rivlin, recibirá hoy a representantes de los distintos partidos en su residencia para deliberar en consultas sobre la formación de un ejecutivo.

Tras finalizadas las consultas, Rivlin asignará la creación de un gobierno a un miembro de la Knéset (Parlamento israelí), que contará con un plazo de 28 días para llevarlo a cabo.

Mientras tanto, la cifra de israelíes contagiados por el COVID-19 sigue aumentando y alcanzó hoy los 200, dos de ellos en estado grave.

Por el momento no ha habido ningún fallecido, y decenas de miles de personas están en cuarentena por prevención.

El territorio palestino ocupado de Cisjordania, estrechamente conectado a Israel, tiene 38 casos diagnosticados. La mayoría en la ciudad de Belén, bloqueada para impedir el contagio.

Gaza, bajo bloqueo israelí desde 2007, no ha registrado ningún caso, aunque más de 2.600 personas están aisladas por precaución.