Batas 'rojillas' para los niños hospitalizados

NATV
-

El club navarro se une así a la iniciativa "Las batas más fuertes", impulsada por la revista deportiva Panenka para apoyar a los niños ingresados en la Clínica Universidad de Navarra.

El presidente Luis Sabalza, el entrenador Jagoba Arrasate y los jugadores rojillos Nacho Vidal y Oier Sanjurjo han acudido a las 13h a la planta de hospitalización pediátrica de la sede pamplonesa de la Clínica. Allí han hecho entrega a varios pacientes de un regalo muy especial: una camiseta de Osasuna convertida en bata para hacer más llevadera su estancia hospitalaria.

El acto forma parte de la iniciativa “Las batas más fuertes”, impulsada por la revista mensual de cultura futbolística Panenka. La publicación ha querido de este modo tener un detalle especial con los niños ingresados en los hospitales de todo el mundo. Se trata de convertir en batas de hospital las camisetas oficiales de sus equipos de fútbol y jugadores preferidos, para que esta prenda les ayude y anime durante su ingreso.

Fútbol, por una sociedad mejor

Nacho Vidal y Arrasate posan con varios de los niños hospitalizados
Nacho Vidal y Arrasate posan con varios de los niños hospitalizados - Foto: NATV

“Convencidos de que el fútbol, además de ser un mero entretenimiento de 90 minutos, puede ser una herramienta imparable para ayudar a construir una sociedad un poco mejor y para impulsar acciones de carácter social y solidario”, el equipo de Panenka ha puesto en marcha la iniciativa a la que ya se han sumado otros hospitales.

La Clínica Universidad de Navarra ha querido unirse a la propuesta junto al C.A. Osasuna, que ha donado las camisetas e impulsado esta acción. “Osasuna nunca se rinde y nuestros pequeños campeones tampoco. Por ello, no hay nadie que pueda llevar con tanto orgullo nuestros colores como vosotros”, les ha animado Luis Sabalza, presidente del C. A. Osasuna.

“Nos hace mucha ilusión donar nuestras camisetas para convertirlas en batas y que las utilicen los niños ingresados aquí”, ha añadido el jugador rojillo Nacho Vidal.

Oier ayuda a una de las niñas ingresadas a ponerse la bata 'rojilla'
Oier ayuda a una de las niñas ingresadas a ponerse la bata 'rojilla' - Foto: NATV

Un pensamiento compartido en el centro hospitalario, como ha mostrado Íñigo Goenaga, su director de Desarrollo: “Para la Clínica es muy ilusionante poder colaborar en este tipo de iniciativas que suponen un punto de encuentro entre deportistas y los pacientes más pequeños, cuyo nexo de unión es el espíritu de superación”.

“Quiero felicitar y agradecer a la revista Panenka y a los jugadores del C.A. Osasuna por el proyecto ‘Las batas más fuertes’. Una iniciativa que va a conducir a disminuir el estrés y a mejorar y amabilizar la estancia de los niños en el hospital”, ha apuntado el Dr. Valentín Alzina, director del Departamento de Pediatría de la Clínica Universidad de Navarra.

Mejorar su estado de ánimo

Las batas 'rojillas' se han realizado con las camisetas de juego de Osasuna
Las batas 'rojillas' se han realizado con las camisetas de juego de Osasuna - Foto: NATV

Desde el Departamento de Pediatría y desde el Área de Ropa de la sede pamplonesa de la Clínica, participantes en la elaboración de las batas, consideran la campaña una idea muy original. “Cambiar la aburrida bata verde puede mejorar el estado de ánimo de los pacientes pediátricos”, señalan. Angelines Henríquez, supervisora de Pediatría, así lo pronostica: “Con esta iniciativa seguro que conseguimos rebajar el estrés que se genera en los niños por estar ingresados y contribuir así positivamente en su recuperación”.

Belén Sanz, del Área de Ropa de la Clínica, destaca la importancia que tiene para su Servicio “aportar nuestro granito de arena con los niños enfermos. Para nuestro departamento este minúsculo gesto otorga valor a nuestro trabajo. Queremos que estas batas que hemos confeccionado sirvan para que su estancia en el hospital sea un poco más llevadera”.

La directora de Pedagogía Hospitalaria, Belén Ochoa, considera que “todo el mundo se beneficia de este tipo de proyectos”. Centró así la importancia de la iniciativa en que, “por un momento, la enfermedad infantil deja de ser invisible y los niños se convierten en merecedores de la atención de sus deportistas y equipos más admirados”.