Autorizan al Open Arms a zarpar solo para llevar ayuda

Agencias
-
Autorizan al Open Arms a zarpar solo para llevar ayuda - Foto: Cabalar

El buque recibe el permiso para salir del puerto de Barcelona, tras 100 días amarrado, y dirigirse a Lesbos y Samos para transportar material humanitario pero no para realizar misiones de búsqueda y salvamento a inmigrantes en el Mediterráneo Central

El barco de humanitario Open Arms ha recibido la autorización para navegar rumbo hacia las islas griegas de Samos y Lesbos para transportar unas 20 toneladas de material humanitario para campos de refugiados, aunque no tiene el permiso para entrar en la zona SAR de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central. Tras más de 100 días amarrado en el puerto de Barcelona, el buque tiene previsto zarpar este viernes, 19 de abril, si las condiciones meteorológicas lo permiten. 
Sin embargo, el fundador de la ONG, Óscar Camps, ha expresado su sorpresa tras recibir la autorización para poder navegar, una decisión que ha achacado a la campaña electoral para las elecciones generales del próximo 28 de abril. "Por lo visto hasta ahora que estuviéramos en el mar restaba votos, y supongo que a partir de este momento el que estemos en el puerto retenidos y bloqueados no da votos", ha destacado. 
El buque Open Arms lleva amarrado a puerto desde el 8 de enero, cuando la Capitanía Marítima de Barcelona denegó el retorno de la embarcación a las aguas frente a Libia. Capitanía Marítima, dependiente del Ministerio de Fomento, atribuyó el bloqueo a incumplimientos de convenios internacionales si se realizan rescates de personas a la deriva en el mar y alegó que el buque no tenía certificado para llevar a tantas personas.
Por su parte, desde la ONG insistieron en que la imposibilidad de desembarcar a los migrantes en los puertos más cercanos no depende del Open Arms, sino del rechazo de países como Italia y Malta a permitir la entrada en sus aguas y el desembarco. 
Camps ha confesado que no entiende por qué la ONG puede utilizar el barco para transportar mercancía, pero no para hacer tareas de salvamento, teniendo en cuenta que ese es la función para la que la ONG está organizada y el motivo por el que se constituyó. Además, ha hecho hincapié en que en lo que va de 2019 han muerto o desaparecido en el mar Mediterráneo más de 400 personas, de acuerdo a datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
Antes de partir, el buque tiene que cargar unas 20 toneladas de material, como comida, kits de higiene, material escolar, como mesas y sillas para poner montar aulas en los campos. Otras organizaciones en terrenos han pedido a la ONG que transporte todo ese material, según ha relatado Camps.
También recuerda al capitán que las navegaciones quedan supeditadas a las permitidas por los certificados del buque "y que no se podrá realizar operaciones de salvamento en tanto no se cuente con la conformidad de la autoridad responsable de la región SAR donde se navegue, y siempre bajo la coordinación de dicha autoridad". Ante una de estas operaciones, el buque estará sujeto al cumplimiento de la normativa internacional o nacional.
En cualquier caso, el fundador de la ONG ha avisado de que el rescate y la búsqueda de personas a la deriva en el mar "no es un objetivo en sí mismo, sino una obligación legal y moral y un imperativo ineludible", de acuerdo a los tratados y convenios internacionales. "Vamos a llevar esta ayuda, pero evidentemente si tenemos la desgracia de encontrarnos una situación así intervendremos y salvaremos todas las vidas que estén a nuestro alcance. Es una responsabilidad moral que por lo visto no tiene este Gobierno", ha sentenciado.