Reclaman un cambio de mentalidad respecto a la prostitución

NATV
-

La Plataforma Navarra de Mujeres por la Abolición de la Prostitución ha abogado por un "cambio de mentalidad" respecto a la prostitución y por la penalización de la demanda a través de sanciones económicas.

Yolanda Rodríguez, una de las fundadoras de PNAP, ha admitido que "la prostitución es absolutamente incompatible con la igualdad entre sexos, la dignidad de las personas y con una sociedad democrática". Además, ha remarcado que la prostitución "es una escuela de desigualdad humana tremenda" y "contribuye a la perpetuación del modelo patriarcal".

Desde la Plataforma Navarra de Mujeres exigen que la prostitución "sea reconocida universalmente como una forma de violencia machista y de explotación y sometimiento de las mujeres y las niñas y, por tanto, se reconozca la necesidad de su abolición".

Asimismo, PNAP ha reclamado al Gobierno de Navarra que "incorporen en sus agendas políticas la lucha y la erradicación de estas formas de violencia mediante la adopción de medidas legales para su abolición, alternativas sociales para la protección y promoción de condiciones dignas e igualitarias para las supervivientes, medidas efectivas para la educación en igualdad, y disuasión de la demanda y nuevos reclutamientos mediante la penalización del consumo y del proxenetismo".

La plataforma también ha expresado su rechazo a la pornografía y los vientres de alquiler que ha calificado de "explotación reproductiva".

Entre las iniciativas propuestas por la plataforma se incluyen medidas para las mujeres prostituidas a través de políticas de atención y "recursos que faciliten su salida". También "medidas educativas" para los hombres que recurren a la prostitución y para la juventud para conseguir un "cambio de mentalidad" para acabar con la "normalización" de la prostitución".

Por otro lado, plantean la penalización de la demanda a través de sanciones económicas para que "perciban que existe un reproche social a sus conductas de trato desigual hacia las mujeres". También medidas dirigidas a "desactivar la industria del sexo y la trata con fines de explotación sexual".

En este manifiesto, la plataforma ha afirmado que España "es el actual prostíbulo de Europa, lugar de tránsito y destino de miles de mujeres prostituidas" y ha rechazado el "manipulador mensaje" sobre "el libre consentimiento y la supuesta libertad de las mujeres para vender su cuerpo" que oculta, asegura, "el lucro mediante el ejercicio de poder y la explotación sexual de mujeres en situación de vulnerabilidad".

Igualmente, ha criticado la "normalización social de esta institución machista que higieniza a puteros y proxenetas" a la vez que "estigmatiza y criminaliza a las mujeres y niñas prostituidas". Las representantes de PNAP han negado que "el sexo de pago sea un derecho" sino que se trata de "ejercicio de poder y dominio de los hombres sobre las mujeres y está fundamentado en la vulneración de los derechos de mujeres y niñas".

La plataforma ha anunciado que remitirá su manifiesto a los grupos parlamentarios y solicitará reuniones con cada uno de ellos.

800 MUJERES EJERCEN LA PROSTITUCIÓN EN NAVARRA

Según los datos aportados por la plataforma, entre 700 y 800 mujeres y menores de edad ejercen la prostitución en Navarra, procedentes en su mayoría de Nigeria, Rumanía, Paraguay, China, Brasil y República Dominicana.

Prostitución que "es ejercida en clubes, pisos y en la calle", ha explicado Isabel Burbano, fundadora de PNAP, que ha añadido que "el número de puteros en Navarra es difícil de calcular" si bien, según los datos de Medicos del Mundo, las mujeres prostituidas en la Comunidad foral realizarían unos 2.000 servicios diarios.

Burbano ha destacado que la prostitución "es un complejo entramado o negocio en el que participan muchos actores" y en el cual "las mujeres prostituidas son el eslabón más débil de la cadena". Una "institución", ha dicho, que "se acerca a los 8 millones de euros al día, esto es unos 3.024 millones anuales".

Según las cifras aportadas por la plataforma, en España habría entre 200.000 y 400.000 personas que ejercen la prostitución, el 90% de ellas mujeres, con una media de 35 años y con uno o dos hijos a su cargo. De ellas, el 80% son extranjeras que "suelen venir huyendo de la pobreza, de la marginación y de la violencia de sus países de origen".

Burbano ha resaltado, además, que el 70% de las mujeres prostituidas "afirman haber sufrido algún episodio de violencia, bien por parte de los proxenetas, de los puteros e, incluso, violencia institucional por parte de las policías o de profesionales de distintos servicios".

Reclaman un cambio de mentalidad respecto a la prostitución
Reclaman un cambio de mentalidad respecto a la prostitución
Reclaman un cambio de mentalidad respecto a la prostitución
Reclaman un cambio de mentalidad respecto a la prostitución