El 26% de los navarros ha tenido problemas con su seguro

NATV
-
El 26% de los navarros ha tenido problemas con su seguro

Son datos de una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache. El desacuerdo con la cobertura o la indemnización, la falta de información o la subida de la prima son los problemas más frecuentes

El 26% de los navarros ha tenido algún problema con su seguro, según una encuesta encargada a Cíes por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, que ha incidido en la importancia de revisar la cobertura de las pólizas.

Estos conflictos afectan en mayor medida a las personas de mediana edad: entre el 28% y el 37% de los ciudadanos de entre 30 y 65 años han tenido algún problema con su aseguradora. Por lugar de residencia, los que más conflictos han tenido con el seguro son los que viven en localidades de más de cinco mil habitantes -excepto Pamplona-.

El desacuerdo más habitual tiene que ver con la cobertura del seguro -37% de los que han tenido problemas-. Esto significa en muchas ocasiones que el seguro niega que tenga responsabilidad sobre el siniestro, lo que puede suponer que el consumidor "tenga que pagar miles de euros de su bolsillo".

Por ello, Irache ha destacado que "es fundamental conocer las condiciones y coberturas de la póliza antes de firmarla y conservarla posteriormente". Sin embargo, un 29% de los ciudadanos no las conoce. En cualquier caso, las exclusiones "deben estar incluidas en las condiciones de la póliza y si son limitativas deben haber sido específicamente aceptadas por escrito por parte del consumidor", ha informado la asociación en un comunicado.

El siguiente problema es la falta de información (23%), por un lado, al suscribir el seguro. "Debería ser obligación de las compañías explicar de forma transparente y comprensible qué situaciones cubre la póliza, con qué limite y cuáles no. Sin embargo, en muchas ocasiones esta explicación no se da con claridad y todo se remite a las condiciones firmadas", ha indicado Irache.

La asociación ha destacado que, con frecuencia, estas cláusulas "no son fáciles de comprender y se encuentran habitualmente incluidas en unas condiciones generales con un lenguaje complicado y una letra pequeña. Esto hace que realmente muchas personas firmen seguros sin saber qué les ofrecen".

La falta de información también afecta a cuando surge un siniestro porque la compañía "no les asesora claramente sobre los pasos que deben dar". También se da en los cambios en pólizas "que comunican tiempo después, sin haber notificado la propuesta ni haber esperado a la aceptación del tomador".

El tercer motivo de queja con los seguros es el desacuerdo con la indemnización pagada tras un siniestro -el 17%-. Con frecuencia, el perito de la compañía calcula una indemnización que el tomador considera insuficiente.

En estos casos, el consumidor tiene derecho a que otro perito haga la valoración del daño. Si no hay acuerdo entre los peritos, las partes podrán acordar la designación de un tercer perito y someterse a su dictamen, ha explicado Irache que ha resaltado que "se han llegado a ver diferencias que superan los dos mil euros para la indemnización de un mismo siniestro".

El cuarto problema que se da con más frecuencia con los seguros es la subida de prima "sin el consentimiento del consumidor" -10% de los que han tenido problemas-. "Si esta subida no está contemplada en las condiciones de la póliza, la aseguradora debe advertir sobre ella al consumidor con una antelación de dos meses y éste puede aceptarla o irse a otra compañía. Si no se ha dado esta comunicación, deberán seguir cobrando el importe del último año", ha apuntado la asociación.

Por otro lado, "los tomadores del seguro tienen que avisar con un mes de antelación a la fecha de vigencia para no prorrogarlo", ha indicado Irache.

Imprimir