Preocupación ante una situación "esperable pero no deseable"

NATV
-

El Gobierno afronta "con preocupación" el avance del coronavirus en Navarra, donde este martes hay 22 casos confirmados, si bien el 68 % de los pacientes están atendidos en su domicilio, en una situación "esperable pero no deseable".

"El sistema sanitario está respondiendo", ha asegurado el director general de Salud, Carlos Artundo, quien en rueda de prensa ha confirmado que esta mañana hay 22 casos confirmados en Navarra, donde hasta el momento se han realizado 204 pruebas PCR, el 89 % con resultado negativo.

De los 22 pacientes confirmados con coronavirus tres están en la UCI (14 %) "estables dentro de la gravedad", cuatro ingresados en planta en centros hospitalarios (18 %) y los 15 restantes (68 %) en su domicilio con atención sanitaria y en condiciones determinadas de estancias aireadas, con un baño de uso exclusivo y con protección para quienes les atienden.
Preocupación ante una situación Preocupación ante una situación "esperada" - Foto: ARCHIVO
Ninguno de los pacientes diagnosticados hasta ahora ha recibido el alta, "pero eso no quiere decir que estén peor. Hay un protocolo que seguir y hay que esperar a que la persona dé negativo", ha explicado la directora gerente del Instituto Navarro de Salud Pública, Marian Nuin.

Artundo ha reconocido que la evolución en la extensión de la enfermedad asegura que "previsiblemente vamos a tener más positivos en las próximas horas y días" pero "la buena noticia es que hasta ahora en lo investigado y estudiado, todas -las personas afectadas- son relacionadas con alguno de los focos. El origen está claro de donde viene, y esto significa que estamos detectando precozmente".

"El sistema sanitario está respondiendo", pese a que para ello se estén reforzando determinados servicios porque "esto es un estrés sobre un estrés", aunque con la tranquilidad de que "la red sanitaria de Navarra está preparada", tanto la privada como la pública, donde se ha tomado la decisión de restringir las visitas en los centros hospitalarios o la de los visitadores médicos.

En este punto, Artundo ha elogiado a los profesionales, tanto en la parte asistencial como los epidemiólogos y de Salud Pública, que "están donde deben estar en este momento. Socialmente les debemos el agradecimiento y el reconocimiento que merecen".

También ha valorado la coordinación existente entre las Comunidades Autónomas y el Estado, y ha avanzado que Navarra va a seguir "una estrategia del día a día, teniendo en la cabeza la contingencia pero adoptando las decisiones en base a la evidencia y en función de la realidad. No nos vamos a adelantar a situaciones que no tienen sentido".

En ese sentido, preguntado expresamente por la posible suspensión de eventos multitudinarios como partidos de fútbol, ha dicho estar "a lo que se marque" por parte del ministerio de Sanidad y del Consejo Superior de Deportes.

En cualquier caso, Artundo ha tenido un mensaje claro a la población al advertir de que "es el momento de la autorresponsabilidad y de los autocuidados", especialmente en el caso de las personas mayores y vulnerables, ha dicho para reiterar que el teléfono 112 es el acceso correcto para solventar cualquier duda.

En cuanto a los 22 afectados en Navarra, el perfil es de personas de "edad joven-media", aunque hay 6 niños afectados, entre edades tempranas y los 11 años, ha dicho Marian Nuin, directora gerente del Instituto Navarro de Salud Pública.

"La mayor parte de los casos diagnosticados ha sido a consecuencia de que conocíamos gente que había estado expuesta a alguno de los focos", ha dicho el jefe de sección de Enfermedades Transmisibles, Aurelio Barricarte, quien ha valorado que en Navarra no hay ningún caso en lo que no se haya establecido su relación con otro caso anterior, "la mayor parte" con su origen en personas que acudieron a un funeral en Vitoria.

Además, ha señalado que en Navarra los casos están dispersos por toda la Comunidad, no concentrados en Pamplona, y ha indicado que, tras el caso de una profesora afectada en un colegio de Barañáin, "se han hecho muchísimas pruebas" a alumnos del centro que han dicho tener síntomas, "pero todas ellas negativas".