Los jubilados navarros exigen unas pensiones dignas

NATV
-
Jubilados se manifiestan en Pamplona - Foto: Europa Press

Cientos de personas, quinientas según la Delegación del Gobierno, convocados por las plataformas Amona, Nafarroako Pentsionistak Martxan y Sasoia, se han manifestado en Pamplona para exigir unas "pensiones públicas dignas".

La movilización ha partido pasadas las 18.00 horas de la Plaza del Castillo de Pamplona precedida por una pancarta con el lema 'Pensiones públicas dignas'. También se han coreado consignas como 'Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden', 'Pensionistas unidos jamás serán vencidos' o 'Quien roba a un jubilado jamás será votado'. La marcha ha recorrido la calle Duque de Ahumada para recorrer Amaya hasta Baja Navarra para continuar hasta Príncipe de Viana, regresando por el Paseo Sarasate hasta la Plaza del Castillo.

Allí se ha leído, en castellano y euskera, un manifiesto en el que los convocantes han llamado a "apretar, crecer y buscar complicidades con los trabajadores, los jóvenes, las mujeres y con toda Europa para dar una respuesta global". Por ello, han apelado a "hacer crecer nuestro movimiento en todos los frentes hasta que le tengan miedo y luchar sin parar por nuestra dignidad".

En declaraciones a los medios de comunicación, Benito Uterga, en representación de los colectivos convocantes, ha reivindicado "una pensión mínima suficiente" que ha cifrado en los 1.080 euros y que se garanticen según el IPC. Por otro lado, ha reclamado al Gobierno de Navarra que "se implique en reivindicar ese sistema público" de pensiones y ha remarcado que "tiene capacidad, tanto recaudatoria como redistributiva, para garantizar una pensión mínima de 1.080 euros".

Uterga ha opinado que los resultados de las elecciones generales del 28 de abril "nos sumen en la incertidumbre" y ha señalado que el presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, "se ha debido comprometer, según ha salido en Bruselas, a seguir aplicando en 2025 el 0,25% de subida en las pensiones". "Sería una pérdida muy rápida y progresiva de poder adquisitivo", ha advertido Uterga que ha indicado que "con las reformas laborales de 2011 y 2013, las pensiones iniciales van perdiendo de entrada ya poder adquisitivo en referencia a las otras". Por ello ha reclamado su derogación.

"Están impulsando los sistemas privados de pensiones que no son ninguna garantía de futuro, ni para los actuales ni para los futuros pensionistas", ha criticado Uterga que ha afirmado que "les van a desplumar y no tienen garantía de que cobren".

"La única garantía que hay a presente y futuro es un sistema público que dé unas pensiones dignas y, sobre todo, una pensión mínima digna que es lo que puede evitar la pobreza y la precariedad entre las personas mayores", ha concluido.