Teléfono de la Esperanza:"La soledad se nota en los mayores"

NATV
-

La ONG mantiene el servicio en Navarra las 24 horas del días con los voluntarios atendiendo desde sus domicilios

Teléfono de la Esperanza: "La soledad se nota entre los mayores" - Foto: ARCHIVO

El Teléfono de la Esperanza de Navarra está recibiendo en los últimos días llamadas de personas mayores que viven solas y cuya sensación de soledad se está acentuando como consecuencia del estado de alarma decretado por el coronavirus, que obliga a permanecer en el domicilio.

El Teléfono de la Esperanza sigue prestando su servicio las 24 horas del día en el teléfono 948243040, aunque, para evitar que los voluntarios tengan que desplazarse a su sede, ha desviado el número de teléfono a sus respectivos domicilios.

La presidenta del Teléfono de la Esperanza, Teresa Gil, ha explicado que "la soledad se está acentuando más en las personas mayores" estos días. "Hay personas mayores que tienen familia pero que están solas en sus domicilios. Alguno sabe manejar el ordenador para ponerse en contacto visualmente con familia, hijos y nietos, y eso les motiva y les distrae en su día a día, pero hay otras personas mayores que no disponen de este medio y se sienten mucho más solas. Ellos expresan esa soledad, saben que el Teléfono de la Esperanza está ahí, y que se van a poder sentir escuchados", ha señalado en declaraciones a Europa Press.

Teresa Gil ha recomendado a estas personas que "no se aíslen, que no evadan las emociones, que sean conscientes de lo que les pasa para poderlo gestionarlo, y que vayan tranquilizándose y serenándose".

La presidenta del Teléfono de la Esperanza ha explicado que la situación se ve agravada por la sensación de "incertidumbre" dado que por el momento se desconoce cuándo se terminará el estado de alarma. "La incertidumbre nos lleva a la ansiedad y les ayudamos a que esos momentos los serenen", ha dicho, para aconsejar "se haga una planificación del día desde el momento de levantarse hasta acostarse".

Además de a personas mayores, Teresa Gil ha señalado que esta situación también puede afectar a familias que ahora tienen "un día a día muy distinto". "Tienen que compartir todo el día con hijos, parejas, y gestionar todo eso también nos puede derivar en ansiedad, nerviosismos", ha explicado.

Así, ha considerado que "es muy importante que desde que se levantan planifiquen el día a día, con actividades comunes, y con actividades para los niños como tareas o momentos de lectura". Además, les ha propuesto que "hablen de lo que les pasa, es importante que compartan el mundo emocional, de ahí se puede sacar mucho positivo, es una oportunidad de acercamiento".

Por otro lado, la presidenta del Teléfono de la Esperanza ha explicado que también han recibido llamadas de personas que se lamentan de que está habiendo más ruido en sus comunidades de vecinos, como consecuencia del confinamiento y la mayor actividad desde ventanas y balcones.

Teresa Gil ha señalado que el Teléfono de la Esperanza "está ahí y seguimos estando a disposición de todos los que nos necesiten".