Casado: "La desunión del centro-derecha sería letal"

Agencias
-

El líder del PP insta a Rivera a unir los partidos bajo la coalición España Suma y se ofrece como cabeza de serie de una "mayoría centrada", aunque pide ser "generosos e inteligentes" a sus posibles socios

Casado avisa que la desunión del centro-derecha sería letal - Foto: EUROPA PRESS/ ÁLEX ZEA

El presidente del PP, Pablo Casado, ha insistido en reclamar a Ciudadanos una coalición, de cara a las próximas elecciones generales, porque no unir el voto de centro-derecha tendrá "consecuencias letales" para España y no puede invocar "patriotismo alguno" quien no esté dispuesto a hacerlo.
En su discurso ante el Comité Ejecutivo Nacional del partido, ha mantenido el tono moderado de sus últimas intervenciones dispuesto a "unir para ganar y ganar para unir" y conseguir gobernar, para lo que ha pedido "ser generosos, pacientes e inteligentes", tanto a los de su propio partido como a los posibles socios, Ciudadanos y Vox.
"Debemos rectificar", ha llegado a decir, tras criticar la división en la que ha caído el centro-derecha e instar a "pasar de la nostalgia y del lamento a la política práctica" y conseguir ir juntos a las urnas.
También ha advertido a Ciudadanos de que "no hay posibilidad alguna de sustituir al PP como cerebro, corazón y pulmón del centroderecha español" porque esa es una cuestión que ya está "zanjada por las urnas".
Y ha avisado de que "si el precio de mantener una diferencia es que en España quede en manos de un gobierno" de Pedro Sánchez, "entonces esa diferencia no merece ser mantenida", tras recordar que el PP ha ofrecido todo tipo de fórmulas de convergencia electoral que ha sido rechazadas.
Por eso, considera que tanto Vox como Ciudadanos, a los que ha referido como "fórmulas políticas situadas a nuestro alrededor", tienen unas prioridades que "se han alejado ya mucho de las de sus votantes".

Para Casado, "la fractura" del centro-derecha "constituye uno de los errores más graves de la historia del liberalismo y conservadurismo español".
Un mensaje que lanza cuando queda poco más de una semana para que, el 29 de septiembre, expire el plazo para que los partidos políticos, las federaciones y las coaliciones designen a un representante general para las elecciones del 10 de noviembre.
En clave interna, Casado ha dejado clara la estrategia a seguir al afirmar "quiero un Partido Popular ampliado, más popular y menos partido, integrador, reconocible por moderado y todo lo que sea necesario" para reconstruir "un proyecto político de fondo y coherente" que gobierne en España. A partir de ahora, el PP va a llevar una "agenda en positivo" para intentar resolver los problemas de la gente, por lo que ha instado a mirarse "menos el ombligo" y actuar más como plataforma y menos como partido.

 

El proyecto "de siempre" del PP

El discurso de Casado fue aplaudido por los barones regionales, quienes no intervinieron en la reunión, aunque después han podido hablar en la tradicional comida privada que mantienen con el líder del partido.
En el Comité Ejecutivo se ha producido la renuncia de unas de las líderes críticas con la dirección, la asturiana Mercedes Fernández -que deja de ser presidenta regional del partido e irá en las listas del 10N- mientras que se han atenuado otras voces discrepantes, como la de gallego Alberto Núñez Feijóo o el vasco Alfonso Alonso.
A la salida de la reunión ambos alabaron las palabras de Casado, con el que Alonso cree que ha vuelto al proyecto "de siempre" del PP, mientras que Núñez Feijóo ha valorado el "discurso certero, muy bien construido y muy claro" que, en su opinión es "el que la mayoría de los españoles necesitaban y esperaban". Solo el andaluz Juanma Moreno se ha desmarcado algo de esta línea, antes de la reunión, para reclamar cambios en las próximas candidaturas que incorporen "a los mejores" y a candidatos con "el mayor atractivo electoral posible". El Comité Ejecutivo Nacional del PP también ha servido para nombrar al secretario general del partido, Teodoro García Egea, como director de campaña, y decidir la celebración de próximas reuniones del Comité de Dirección del partido fuera de Madrid, con citas ya fijadas en Vitoria y Pamplona.