Navarra ayudará a 500 desempleados para su inserción laboral

NATV
-

El servicio se prestará a través de entidades especializadas, que ya pueden optar a ayudas de 600.000 euros para 2020 y 2021.

Navarra ayudará a 500 desempleados para su inserción laboral - Foto: ARCHIVO

El Servicio Navarro de Empleo (SNE) reeditará los dos próximos años el programa de prevención y reducción del paro de desempleados de larga duración mayores de 45 años, que ha iniciado este año y que está dirigido a favorecer la inserción de este colectivo.

El programa incluye medidas de orientación, prospección en empresas y formación y está previsto que llegue a 500 personas, con un presupuesto de 600.000 euros para los años 2020 y 2021.

El Servicio Navarro de Empleo prestará este servicio a través de entidades especializadas, que pueden optar ya a la convocatoria de subvenciones, dotadas con 300.000 euros cada año. El plazo para solicitarlas terminará el próximo 18 de noviembre.

La novedad de esta nueva edición es que se le ha dado un enfoque "preventivo" al programa, por lo que también podrán ser atendidas personas de más de 45 años que llevan en paro 270 días de 540, lo que supone en torno a nueve meses.

Así lo ha dado a conocer este lunes la consejera de Derechos Sociales del Ejecutivo foral, Mari Carmen Maeztu, en una rueda de prensa en la que ha estado acompañada por la directora gerente del SNE, Mirian Martón.

La consejera ha destacado que el propósito de este programa es que "nadie se quede atrás en el proceso de recuperación del empleo". Por ello, la convocatoria se dirige a resolver "dos grandes dificultades de acceso al empleo, la primera la edad y la segunda, que las personas con largo tiempo en desempleo tienen dificultades para contactar con las empresas".

Según ha indicado, durante este año, Cruz Roja, Acción Laboral, Cocemfe y la Cámara de Comercio han sido las entidades encargadas de atender a 247 personas, con una subvención del SNE de 300.000 euros y el compromiso de insertar en torno al 25% de los participantes. La nueva convocatoria, al ser plurianual, permitirá que las personas que inicien el programa en 2020 puedan continuar en 2021 si es preciso. Además, ha resaltado Maeztu, "se ha subido el módulo de la subvención a las entidades".

La consejera ha puesto de manifiesto que, independientemente de la fuente, tanto en la EPA como en los datos de paro, las personas desempleadas de larga duración han descendido en un año en mayor medida que el total del desempleo.

De este modo, el desempleo de larga duración se sitúa entre las 8.570 personas, según datos de la EPA, y las 11.032 de los datos de paro, de las que en torno al 65% son mujeres. Respecto al total de desempleo, este colectivo supone en torno al 35%.

Asimismo, el desempleo de larga duración incide más en personas con escaso nivel educativo que no han superado la primera etapa de la educación secundaria obligatoria (75,2%) o la segunda etapa (12,1%).

SOBRE EL PROGRAMA

Por su parte, la directora gerente del SNE, Mirian Martón, ha asegurado que con el programa impulsado por el Ejecutivo se pretende "facilitar una atención individualizada, de alta intensidad y con un seguimiento cercano en las acciones desarrolladas con personas desempleadas de larga duración".

En este sentido, un tutor se encargará de la prospección, contactando con empresas para captar ofertas de empleo y definir necesidades; y de la activación de la persona, con un diagnóstico del desempleado, formación técnica profesional y, en caso de inserción, seguimiento.

El SNE contempla la atención de 250 personas cada año a través de este programa intensivo. Subvencionará por los servicios de acompañamiento y prospección 3.580 euros mensuales por tutor a jornada completa. Asimismo, dedicará a cada entidad hasta 10.000 euros para impartir formación técnico-profesional.

Cada entidad podrá atender un máximo de 90 personas, derivadas por el SNE o captadas directamente, con un rato de 45 personas desempleadas por tutor y un máximo de subvención de 98.000 euros anuales.