Barkos critica la "política de trueques" que plantea UPN

NATV
-

La candidata de Geroa Bai a la presidencia, Uxue Barkos, ha criticado las "políticas de trueques" que "no tienen mucho sentido", como la idea de UPN para apoyar la investidura de Pedro Sánchez si el PSN renuncia a un ejecutivo foral con nacionalista.

Barkos critica la “política de trueques” que plantea UPN - Foto: Geroa Bai

En una entrevista en "Las mañanas de RNE", Barkos se ha mostrado "preocupada" por esa "oferta casi de trueque" lanzada ayer por el presidente de UPN y candidato al Gobierno foral por Navarra Suma (plataforma integrada por UPN, PP y Ciudadanos), Javier Esparza, de la que Barkos ha subrayado que además ha recibido el rechazo de sus propios socios, "frontal" de Cs y de "distancia evidente" por el PP.
En cualquier caso, y pese a que el PNV integra en Navarra la coalición Geroa Bai, Uxue Barkos ha reiterado que la postura de los diputados nacionalistas a los que afectaría el voto en el Congreso en la investidura del socialista Pedro Sánchez la debe decidir el propio Partido Nacionalista Vasco, aunque "un portazo" al PNV "lógicamente no es una circunstancia baladí".
En cualquier caso, "Navarra no puede ser moneda de cambio de ninguna manera", ha defendido, y "en momentos como este, tanto para el conjunto de la política española, un momento económico importante que requiere estabilidad en los acuerdos y una enorme seriedad, no puede basarse en políticas de trueque, cambio y cambalache", de las que la presidenta foral en funciones ha lamentado que "hemos vivido demasiado en Navarra".
Preguntada además por las relaciones entre Geroa Bai y PSN, en bancadas enfrentadas durante esta pasada legislatura, Barkos ha asegurado que esa supuesta mala relación tiene "mucho más de titulares gruesos y de enfrentamientos propios de una oposición que otra cuestión".
Además, ha incidido en que Geroa Bai ha cumplido con el acuerdo con otros socios no nacionalistas, de forma que su partido en estos cuatro años "hubiera avanzado de otra manera" en materias como el euskera, pero no lo ha hecho porque en el seno del cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E) no había unidad en este terreno, pero "no ha habido ningún problema en seguir avanzando en otras materias".
Al respecto, ha defendido avances en materia económica como la reducción de la deuda, el freno al crecimiento del déficit o la reversión de recortes en materia social, datos que "han caracterizado esta legislatura" lejos del "ruido" o de la imagen de "apocalipsis" que sobre Navarra han aireado desde UPN y Navarra Suma, ha dicho.
También, preguntada al respecto, Barkos ha dado un paso atrás sobre la posibilidad de repetir en la presidencia del Gobierno foral con la nueva configuración del Parlamento, con mayor peso ahora de NA+ y PSN, por entender que su "aportación a la política debe ser desde el legislativo", con un gobierno "que estaría presidido por otra persona, por aquella formación a la que los ciudadanos le han dado esa responsabilidad".
Su crítica a las "políticas de trueques" la ha expresado tanto para votos entre Congreso de los Diputados y Parlamento foral, como entre el Parlamento navarro y el Ayuntamiento de Pamplona, donde Navarra Suma "tiene mayoría evidente, pero la mayoría absoluta está en el seno de una mayoría plural", de forma que "si hubiera acuerdo para una mayoría progresista Geroa Bai estará ahí".
Al respecto, ha incidido en que cuando una formación gana las elecciones sin mayoría absoluta, "cuando no tiene capacidad de llegar a acuerdos para generar políticas estables" debe dar "una oportunidad" a las fuerzas que sí tienen esa capacidad, algo que ya sucedió en la legislatura que ahora ha acabado.