Navarra reduce un 9% el consumo de antibióticos

NATV
-

En Europa mueren alrededor de 33.000 personas cada año por infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes al antibiótico

Navarra reduce un 9% el consumo de antibióticos - Foto: NATV

El Programa de Optimización de Uso de Antibióticos en Atención Primaria ha conseguido reducir en Navarra un 9 % su consumo, según ha constatado el Gobierno foral, que se une a la celebración mañana del Día Europeo para el Uso Prudente de Antibióticos.

Según informa el Ejecutivo foral en una nota, en Europa alrededor de 33.000 personas mueren cada año por infecciones hospitalarias causadas por bacterias resistentes y en España se contabilizan alrededor de 3.000.

En Navarra, en 2018 se comenzó a implantar un Programa de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) en Atención Primaria, que en la actualidad ya se ha extendido a 41 Zonas Básicas.

Las mismas fuentes destacan que es en Atención Primaria donde se prescriben entre 80-90 % de los antibióticos, aunque en más de la mitad de los casos es inapropiado, y es ahí donde incide el programa, cuyos resultados "han sido muy positivos" al conseguir reducir en un 9 % el consumo global de antibióticos.

El PROA es una iniciativa impulsada por la Unión Europea y se enmarca dentro del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN). El modelo adoptado en Navarra consiste en un programa de autoformación de los médicos con la realización de asesorías internas en los Equipos de Atención Primaria.

También, se han impartido sesiones formativas en las que han colaborado microbiólogos, médicos de familia y farmacéuticos de Atención Primaria, y se elaboraron dípticos para los pacientes.

Según el jefe de sección de Evaluación, Asesoría del Medicamento e Investigación de la Subdirección de Farmacia del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, Javier Garjón, en el periodo enero-septiembre de 2019 se ha reducido respecto al mismo período del año anterior el consumo global de antibióticos un 9 %; y el consumo de amoxicilina-clavulánico se ha reducido un 12 %.

También han descendido las fluorquinolonas un 28 %; los macrólidos un 18 %, y las cefalosporinas de tercera generación un 8 %; y, por otra parte, se ha aumentado el consumo de penicilina en un 83 % y de fosfomicina un 4 %.

Los objetivos de este programa son disminuir el consumo global de antibióticos, restringir el uso de amoxicilina-clavulánico, fluorquinolonas, macrólidos y cefalosporinas de tercera generación; y priorizar el uso de penicilina para faringoamigdalitis y de fosfomicina para infecciones urinarias.

“Así que, a la vista de los resultados, se han logrado importantes mejoras en todos los objetivos”, según Garjón.

Las mismas fuentes recuerdan que el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social ha lanzado la campaña “Los antibióticos NO valen para todo”, una nueva iniciativa para la concienciación sobre la importancia del uso prudente de estos medicamentos desarrollada en el marco del PRAN.

La campaña, impulsada por la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), se difundirá hasta el 24 de noviembre con un anuncio de televisión que se emitirá en cadenas nacionales y autonómicas.

Estas iniciativas se unen a las puestas en marcha por Instituciones sanitarias de ámbito global, europeo y nacional se han movilizado para poner en marcha estrategias para reducir el consumo inadecuado de antibióticos.