Osasuna Magna no puede con la pegada de Movistar Inter

Asier Cotelo
-

El serio partido visitante y la falta de puntería local hacen que los tres puntos en juego se marchen a Madrid

Osasuna Magna no puede con la pegada de Movistar Inter (2-5) - Foto: CD Xota

Derrota de Osasuna Magna en su regreso a la LNFS al caer por 2-5 ante el líder Movistar Inter. El conjunto madrileño se mostró muy seguro en defensa durante todo el partido y salvo en el inicio de la segunda mitad, el CD Xota no fue capaz de perforar el marco rival. Así, haciendo gala de su pegada ofensiva, Movistar Inter se marchó ganando por 2-0 al descanso. Tras el paso por vestuarios llegaría la igualada local, pero en la recta final nuevamente los visitantes se mostraron letales en ataque para culminar su victoria en Anaitasuna.

La primera jugada peligrosa del partido fue a cargo de Roberto Martil. El capitán de Osasuna Magna envió el esférico al palo tras un gran pase entre líneas. Era el minuto 2. Poco después fue Juninho quien lanzó la pelota por encima del larguero. Esas acciones iban a ser un claro ejemplo de lo que le esperaba al Xota, que alcanzado el minuto 11 veía cómo en una contra, el Inter Movistar se adelantaba con algo de fortuna. Tras un rechace de Asier Llamas el balón le quedó a Pito y éste ante dos oponentes cayendo al suelo hacía el 0-1.

Ese gol hizo daño a Osasuna Magna, que pese a todo en el minuto 15 gozaba de otra buena oportunidad, en este caso en los pies de Eric Martel. El disparo del catalán lo repelió Álex y su rechace lo mandó Rafa Usín ajustado al palo. Un minuto después fue Pito el que se topó con la madera. Ambos equipos podían marcar, pero la mayor pegada visitante iba a ser nuevamente determinante para desequilibrar el marcador. A 1:35 para el descanso Gadeia marcaba el 0-2 de cabeza al recoger un rechace de Asier Llamas tras el tiro de Ricardinho. Con ese resultado adverso se llegaba al descanso.  

Al paso por vestuarios el CD Xota sí tuvo la pegada necesaria para hacer daño a equipos como Movistar. Así, en apenas tres minutos consumaron el empate. Primero Dani Saldise en una falta de entendimiento visitante, donde la presión del navarro surgió efecto y marcó por bajo. Después llegó el 2-2 en un saque de esquina que Mancuso cruzó al palo contrario.

Se vivían los mejores minutos de Osasuna Magna, que junto a los 3000 aficionados en Anaitasuna lograban encerrar en su marco al Inter Movistar. Bynho gozó de un mano a mano, Eric Martel dispuso de un tiro lejano y nuevamente Dani Saldise estuvo cerca de robar otro balón dentro del área. Sin embargo, ninguna de esas tres acciones acabó en gol y poco a poco el equipo madrileño se fue quitando el dominio local.

Llegados al minuto 34 una falta favorable para los de Madrid, la convirtió en gol Gadeia, que mandó el balón al fondo de la red con un potente disparo. Llegó incluso a tocar el larguero. De nuevo por detrás le tocaba remar a Osasuna Magna, que optaría entonces por el todo o nada con Eric Martel de portero jugador. Fruto de esa situación, Bynho volvería a toparse con la madera y nuevamente el Movistar Inter se libraba del asedio navarro.

Ya fue en el 37 de juego cuando llegó la sentencia, en un error de Mancuso que con Martel en portería, Pito no quiso desaprovechar. En los tres minutos restantes lo siguió intentando Osasuna Magna, pero la pelota no quiso entrar. Para colmo y tras detener un tiro de Mancuso, Álex colocaba el 2-5 definitivo casi sobre la bocina.