Empresarios navarros piden un gobierno "ajeno a radicales"

NATV
-

El presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra, José Antonio Sarría, ha abogado por un Gobierno "estable" con consensos que den tranquilidad y seguridad, "ajeno a los grupos independentistas y radicales que proponen ideas radicalizadas".

Empresarios navarros piden un gobierno "ajeno a radicales" - Foto: Europa Press

Sin pronunciarse por una opción en concreto ha sostenido, al ser cuestionado al respecto, que "debe ser un Gobierno de consenso y de gente que piense en la economía desde un punto de vista de libre mercado, de lo que es Europa Occidental".

Sarría ha incidido en la necesidad de "un Gobierno estable que pueda gobernar durante cuatro años", lo que, teniendo en cuenta la fragmentación del voto y de la Cámara, hace preciso alcanzar "acuerdos" para "crear un ambiente de seguridad y tranquilidad con el que poder hacer frente a la desaceleración económica y otros aspectos como la guerra comercial entre Estados Unidos y China o el Brexit"-

En esa línea ha señalado que no conviene añadir más incertidumbres al mundo empresarial, que ya de por sí vive una incertidumbre permanente, por lo que ha concluido que lo que, tanto la CEN como la CEOE, desean es "tranquilidad, seguridad jurídica y un ambiente que reduzca el riesgo de los empresarios", lo que, ha reconocido, "no es fácil".

A la hora de alcanzar acuerdos ha puesto como ejemplo el ámbito empresarial y laboral, donde los empresarios están "acostumbrados a sentarse con los representantes de los trabajadores y pensando muchas veces de modo muy diferente" se respetan, escuchan, ceden y alcanzan acuerdos y "eso es lo que hay que hacer", ha aseverado.

En su opinión, los acuerdos que se puedan establecer a nivel nacional "no influirán en el Gobierno de Navarra", del que ha dicho que "tiene que hacer las cosas de un modo sensato, ayudar, acompañar y animar al mundo empresarial para que se genere más empleo, se invierta y las empresas tengan más valor y futuro".

Ha comentado que mantienen una "interlocución fluida", que esperan que continúe, al igual que ha sucedido con otros ejecutivos aunque no estaban de acuerdo con cosas que hacían como la reforma fiscal en el caso del anterior.