Rubén Martínez dice prácticamente adiós a 2019

Gonzalo Velasco
-

La lesión del guardametale brinda una oportunidad a Sergio Herrera tras su debut en Primera del pasado domingo en Getafe donde el burgalés fue clave para sumar un punto en el coliseo Alfonso Pérez.

Rubén Martínez dice prácticamente adiós a 2019

Sergio Herrera está ante una gran oportunidad. El meta rojillo jugará los cinco partidos que restan hasta enero tras confirmarse la lesión de Rubén Martínez. Las pruebas realizadas al gallego descartaron que sufriera una lesión en el ligamento cruzado de su rodilla derecha pero sí detecto un esguince en el ligamento lateral interno; motivo que le aparta de los terrenos de juego en lo que resta de 2019. Herrera, que gozó de sus primeros minutos en la máxima categoría, será el portero titular en los próximos encuentros.

Éste es el parte médico emitido por Osasuna: 

Las pruebas médicas en la Clínica Universidad de Navarra han descartado una lesión del ligamento cruzado, pero han evidenciado un esguince de grado II en el ligamento lateral interno que hace poco probable que el portero vuelva a competir en 2019.

Esta tarde, Rubén Martínez ha sido sometido a unas pruebas médicas en la Clínica Universidad de Navarra para valorar el alcance de su lesión, tras el traumatismo sufrido en la rodilla derecha en el encuentro de ayer ante el Getafe Club de Fútbol. Las pruebas han descartado una lesión en el ligamento cruzado. Sin embargo, han evidenciado que el guardameta sufre "un esguince de grado II en el ligamento lateral interno con edematización del mismo, compatible con una lesión parcial del ligamento lateral interno". El futbolista iniciará desde hoy mismo su proceso de recuperación y queda pendiente de evolución, aunque es poco probable que pueda volver a competir en lo que resta de 2019.