Rechazan las actuaciones judiciales contra un sindicalista

NATV
-

CCOO y CGT han mostrado su rechazo ante las denuncias y procedimientos judiciales abiertos contra sindicalista por sus actuaciones en defensa de los derechos de los trabajadores.

Rechazan las actuaciones judiciales contra un sindicalista - Foto: Google maps

CCOO, que muestra su "preocupación por la criminalización de las protestas sindicales" en Navarra, afirma en un comunicado que, "en la práctica, la Ley Mordaza ha convertido un conflicto laboral en un conflicto de orden público" y de ahí que exija su "derogación".
El sindicato rechaza además "la desproporción" de las multas y penas que se han impuesto a "cientos de sindicalistas en todo el Estado español", más de 300 sancionadas y/o procesadas con peticiones de penas de prisión.
"El abanico es muy amplio, y las peticiones han ido de 2 a 8 años de cárcel por participar en huelgas convocadas contra las políticas antisociales de los gobiernos de derechas o en acciones sindicales contra abusos empresariales", subraya, por lo que también pide un cambio legal para evitar penas "desproporcionadas".
La CGT por su parte recuerda que las "victorias" sindicales de LAB en La Sangiovesa y Huerta de Peralta, conflictos en los que varias personas fueron denunciadas por distintos cuerpos policiales "apoyándose en la Ley Mordaza, una ley totalmente antidemocrática y antisindical pensada para acallar la contestación social", aprobada por el PP y que el PSOE no ha derogado.
Y al respecto critica en otra nota de prensa que "las actuaciones más graves han partido de la Policía Foral" bajo el mandato del gobierno del cambio.
CGT recuerda al respecto que un delegado de La Sangiovesa ha sido condenado a 21 meses de cárcel y a otro se le piden 2.800 euros de multa por desórdenes públicos, y en Huerta de Peralta hay 30 multas por una cuantía de 5,600 euros y tres procesos judiciales con peticiones de penas de cárcel de 2 años y medio, a lo que se suma en un caso, un sindicalista de origen marroquí, el riesgo de su inmediata expulsión de España durante 5 años.
"Parece ser que la libertad sindical acaba en el momento en que verdaderamente se comprometen los intereses patronales y dejamos de transitar por las estrechas vías de la burocracia administrativa y la paz social. Así, las personas podemos ser multadas, encarceladas, incluso expulsadas del país si luchamos por nuestras condiciones de trabajo", dice la CGT, que exige libertad sindical y el fin de la Ley Mordaza y de la Ley de Extranjería.