Nueva sede para el empleo social protegido de Tudela

NATV
-

Ubicada en la plaza de los toros, la nueva sede cuenta con sala de formación, vestuarios, office, área de pintura y almacén. Las nuevas instalaciones darán servicio a un programa social que cada año mejora sus datos en Tudela.

Nueva sede para el empleo social protegido de Tudela

La nueva sede cuenta con sala de formación, vestuarios, office, área de pintura de unos 30 m2 y almacenes enfrente de la instalación, con lo que la superficie total ocupada ronda los 300 m2. Además actualmente se están reformando los baños de la plaza, no sólo para uso de los trabajadores y trabajadoras, sino también para toda la ciudadanía de Tudela que se acercan a esta plaza para distintos eventos. Uno de estos baños será adaptado.

A lo largo de estos últimos años se ha observado una gran evolución en distintos aspectos del programa de empleo social protegido. El número de participantes ha aumentado, tanto de trabajadores ( este año 25), como de personal técnico y el perfil de los mismos , sino también en lo relativo a la duración del proyecto. Este año la duración es de 10.32 meses, dato muy relevante si tenemos en cuenta que en 2015 era tan solo de 6 meses y medio. Esto permite no solo que las personas adquieran las habilidades necesarias sino también tengan el tiempo necesario para afianzarlas sobre una base sólida.

Actualmente se cuenta con una trabajadora social como responsable del programa, una integradora social que además de ocuparse de que todos los participantes vayan desarrollando las habilidades sociales necesarias no solo para su inserción laboral sino también para organizarse en distintos aspectos de su día a día y se encarga de coordinar y enseñar distintas tareas de pintura.

A esto hay que añadir la figuras tanto del monitor contratado como oficial de mantenimiento como del contratado como oficial de albañilería. Estas dos figuras permiten una mayor especialización a la hora de realizar las tareas encomendadas. Derivado de la evolución de los perfiles, se ha conseguido que se realicen tareas cada vez más encaminadas a una verdadera incorporación laboral.

Hace unos años estas tareas se basaban simplemente en limpieza y acondicionamiento de distintos espacios. “A día de hoy, se puede decir que durante el programa los participantes adquieren una formación y experiencia laboral mucho más encaminada al mercado real de trabajo, intentando que los trabajos estén relacionados sobre todo con los nichos de mercado de la zona”, manifestó Marqués.