800 efectivos ponen en marcha la campaña contra incendios

NATV
-
800 efectivos ponen en marcha la campaña contra incendios - Foto: Bomberos de Navarra

Navarra inicia la campaña estival de extinción de incendios forestales que contará con unos 800 efectivos, entre bomberos, personal contratado y voluntariado. La campaña arranca con la incorporación de personal de bomberos en Tudela, Peralta y Lodosa

Posteriormente, el 14 y el 21 de junio, se sumarán efectivos de refuerzo a Cordovilla, Tafalla, Estella-Lizarra, Sangüesa/Zangoza y segunda brigada helitransportada hasta completar la incorporación de un total de 150 personas, 63 en el puesto de conductor y 87 en el de peón auxiliar.

El personal dedicado a la campaña alcanza los 800 efectivos, contando los 400 bomberos, las 150 personas contratadas específicamente y las 133 personas que forman parte de las agrupaciones municipales de bomberos voluntarios.

Además, según apunta, si fuera necesario, se contará con el apoyo de 115 guardas de medio ambiente y 13 técnicas y técnicos de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que aportarán su conocimiento del territorio y del medio ambiente y la coordinación de maquinaria forestal.

En esta campaña el refuerzo habitual de la estructura de mando del Servicio de Bomberos de Navarra-Nafarroako Suhiltzaileak se va a ampliar durante los días en los que esté previsto un mayor riesgo de incendio al incorporar un responsable de mando para las brigadas helitransportadas.

En cuanto a medios materiales, se contará con tres helicópteros, un avión de carga en tierra en la base de Noain que aporta el Estado, 42 vehículos autobombas, entre ellas cinco cisternas, y 54 vehículos para el transporte de personal, además de la maquinaria forestal aportada por Medio Ambiente para ayudar en las labores de defensa del operativo de extinción en caso de incendios importantes.

La fecha de inicio está motivada por el análisis realizado sobre el seguimiento de varios modelos meteorológicos, las predicciones de precipitación y temperatura, la valoración de la lluvia registrada en los últimos meses, la humedad del suelo y el estado del cereal.

Respecto a la campaña invernal de prevención y extinción de incendios forestales, destaca que ha sido intensa este año, como sucedió en el año 2017, a diferencia de la bonanza del pasado año.

Se han llegado a producir 364 incendios, frente a los 98 del pasado año y 633 en 2017, en los se han visto afectadas 1.388,56 hectáreas de superficie forestal, frente a las 211,67 Ha del pasado año y las 1.153,74 Ha del año 2017.

Este aumento se atribuye a la situación meteorológica, más cálida y seca; al aumento de matorrales en los pastos por falta de ganado; y al arraigo del uso del fuego para gestionar los pastizales, que requiere una autorización previa y que no siempre se cumple.

El parque con más salidas por incendios forestales durante este invierno ha sido el de Oronoz-Mugairi, con 117. Este parque se ha enfrentado a los incendios más graves junto a las Agrupaciones municipales de Bomberos Voluntarios de Goizueta, Leitza, Bera y Lesaka.

Le siguen Tudela, con 61; Estella-Lizarra, con 43 Tafalla y Cordovilla, con 38; Peralta, con 29; Auritz / Burguete y Lodosa, con 26; Sangüesa, con 11; Navascués, con 8; Pamplona / Iruña (Trinitarios), con 6 y Altsasu / Alsasua, con 5.

En cuanto a las quemas controladas que realizan ganaderos, con la colaboración de los servicios de Bomberos, Medio Natural y Guarderío y Calidad de la gestión ambiental, junto a personal del Ministerio de Agricultura, se han realizado 13 con una superficie quemada de 297,45 hectáreas.