Pro Evolution controla el balón

Sara Borondo
-

El fútbol de Konami afina en la simulación y mejora en las físicas

Pro Evolution controla el balón

Pro Evolution Soccer (PES) entra este año en el campo de juego con fuerza, demostrando que está en condiciones de plantar cara a otros simuladores de fútbol y que la travesía del desierto ha quedado atrás tras la remontada de los dos últimos años. Si en PS2 PES era unos de los juegos favorito de los españoles, a finales de la década pasada Konami se quedó un poco en fuera de juego, y ni siquiera remontó al cambiar con PES 2014 al motor gráfico Fox que Kojima Productions había desarrollado para la serie Metal Gear y que en PES trajo una muy necesaria mejora en las animaciones aunque la jugabilidad seguía dando bandazos intentando reencontrarse.
Desde entonces el simulador de Konami ha ido recuperando poco a poco el toque que tanto gustaba a los jugadores. El ritmo de los partidos es el adecuado, hay más animaciones y las físicas de los jugadores y la inteligencia emocional son más realistas y tienen en cuenta la forma de jugar de los futbolistas más destacados: si llega la pelota a un buen regateador, sus compañeros de equipo le dejarán el espacio necesario para que pueda jugar siguiendo su estilo. 
La jugabilidad es excelente y permite crear acciones vistosas y la nueva cámara Estadio resulta rara al principio, pero es cierto que se ven mejor los jugadores para desarrollar una jugada. Las físicas del balón se han mejorado tanto que el césped pueda provocar que bote con algún efecto y se puede controlar la pelota con distintas partes del pie, con un resultado muy bueno. Cómo y dónde esté posicionado el jugador que va a pasar el balón es una de las claves de PES 2020.
El cambio de nombre a la serie, que ahora incorpora el eFootball al principio, responde al deseo de Konami de potenciar PES como juego de competición. A ello se dedica el modo Match Day, en el que los jugadores eligen unos equipos y hay que ganar la mayor cantidad de partidos online a rivales del otro bando. 
El modo Liga Master Konami ha cambiado y ahora incluye escenas de vídeo y caras muy conocidas como Maradona, Roberto Carlos, Zico o Cruyff. En un intento de darle más realismo, el estudio ha unido el sistema de traspasos a una base de datos de fútbol real para que el coste de cambio de equipo de los jugadores sea acorde con la realidad. Con todo, el modo estrella sigue siendo MyClub para ir formando el mejor equipo, con copas, partidos de todo tipo de competiciones. 
Otro aspecto del juego en el que Konami ha avanzado es en las licencias, uno de los tradicionales puntos débiles de la serie, pero este año ha conseguido a 18 ligas de todo el mundo, incluidas la Serie A de Italia, acuerdos con equipos como Arsenal, Manchester United, Bayern de Munich o la exclusividad con la Juventus de Turin y la Eurocopa 2020. 
El estudio llegó a un acuerdo con el antiguo centrocampista del Barcelona Andrés Iniesta para introducir varias técnicas (como el regate sutil para serpentear entre la defensa), asesorar sobre la posición de los jugadores, las sensaciones que los jugadores viven dentro del campo e incluso sobre cómo juega Leo Messi, que ha sido la portada de eFootball PES 2020. Lo cierto es que el estudio ha logrado transmitir esa sensación de realismo en los partidos y que todos los elementos encajen para ofrecer una muy grata experiencia de juego, que está disponible en PS4, Xbox One y PC. Ahora en octubre saldrá la versión móvil del juego.