La ley de Aspas cambia el descenso

Agencias
-

El triunfo del Celta ante la Real Sociedad (3-1) sirve para que el conjunto celeste salga de los últimos puestos de la tabla, en los que cae el Villarreal tras perder contra el Betis (2-1)

La ley de Aspas marca el descenso - Foto: Salvador Sas

Un doblete de Iago Aspas sacó al Celta de Vigo de la zona de descenso tras remontar el tanto inicial de William José para la Real Sociedad (3-1), que jugó la última media hora con un jugador menos por expulsión de su goleador, pero que disfrutó de dos buenas oportunidades en la recta final para sumar un punto antes de que Maxi Gómez cerrase el triunfo celeste.
La Real Sociedad se apoderó de la pelota en los primeros veinte minutos, un dominio abrumador que encerró al Celta próximo a su área. Los locales se estiraron poco a poco, con un primer aviso de Boufal que remató forzado Aspas. Pero cuando más desahogado estaba el equipo celeste el árbitro lo castigó con un penalti inocente de Olaza sobre Oyarzábal. Willian José lanzó y marcó el primer gol del partido.
Ese golpe activó al Celta, desde entonces algo más vertical, más dominador pese a la escasa aportación de sus centrocampistas. Iago Aspas forzó un penalti, por derribo de Gero Rulli, que él mismo, no sin sufrimiento, transformó para igualar el choque. Y poco después, con los celestes ya dominando, la Real Sociedad se quedó con uno menos por una rigurosa tarjeta roja a William Jose por un codazo a Okay, de nuevo ratificada por el VAR. Buscó el Celta explotar su superioridad volcando el juego hacia las bandas, y en una subida de Hugo Mallo encontró la forma de desarmar a su rival, que encajó el segundo, otra vez de Iago Aspas, esta vez de cabeza después de una mala salida de Rulli. El triunfo celtarra lo cerró Maxi Gómez en el descuento, para sacar a los suyos del descenso.

 

Lo Celso da alas al Betis. El argentino Giovani Lo Celso, con dos goles, volvió a dar luz a un Betis que llevaba semanas apagado y que, con una nueva victoria (2-1), se mete otra vez en la apretada pelea por los puestos europeos, todo lo contrario que el Villarreal, que entra en zona de descenso. 
Los tres puntos para los verdiblancos, además, les dan mucha moral para afrontar el próximo sábado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán el derbi ante el Sevilla, que tiene seis puntos más que el eterno rival.
El Villarreal, que desperdició un penalti en el minuto 89 que lanzó Santi Cazorla, tendrá que seguir con la pelea por la salvación en la cita que tiene en el campo del Girona.
El partido era una cita de urgencias para los dos, con el Betis a seis de los puestos europeos, su objetivo, y el Villarreal complicado en la zona baja de la tabla. 
El Betis y el Villarreal salieron intensos y con vocación ofensiva, como siempre proponen, pero también mostrando los peligros que eso conlleva para las defensas. El primer tanto llego tras una gran definición del argentino Giovani Lo Celso pero la alegría local duró poco, solo dos minutos, cuando en el 13 un balón parado le costó otra vez caro al Betis y otro argentino, el defensa Ramiro Funes Mori, remató de cabeza un córner muy libre de marcaje para poner el empate a uno. Ya en la segunda parte, el Betis mostró un asedio que tuvo premio en el minuto 63 con otro tanto de Lo Celso, quien estuvo muy activo y efectivo después de unas semanas en las que perecía perdido. Pero los béticos no cerraron el partido y les pudo costar muy caro en el minuto 89, cuando un penalti por mano de Marc Batra fue desaprovechado por Santi Cazorla, quien mandó el balón al centro de la portería y lo paró sin problemas Pau López.

Resumen de la jornada 31 de LaLiga
Resumen de la jornada 31 de LaLiga - Foto: SPC

 

El Sevilla sigue su camino hacia la Champions. El Sevilla sigue en línea recta en su camino hacia la Liga de Campeones tras imponerse por 0-2 en los últimos minutos a un Real Valladolid que mereció más, pero que no terminó de encontrar soluciones en el área contraria.

El partido se convirtió en una lucha por controlar el balón, por evitar lagunas defensivas y tratar de aprovechar los contragolpes, y el Real Valladolid subió un peldaño respecto a su rival. Pero la suerte no estaba del lado de los de Sergio González, como tampoco esa capacidad individual para resolver las llegadas al área visitante, y ni Waldo ni Guardiola pudieron culminar buenas jugadas del Valladolid.
Caparrós dio entrada a Bryan y a Roque Mesa para dar más potencia al ataque de su equipo. Su calidad no se hizo esperar y el centrocampista canario rompió las esperanzas de los locales con un disparo raso desde la frontal del área que supuso el 0-1 (m.84). En el tiempo de prolongación, Munir, tras un pase de Bryan, aumentó la renta para el Sevilla, cerrando el encuentro y dejando herido al conjunto blanquivioleta.

Al finalizar el partido, el entrenador hispalense, Joaquín Caparrós, sorprendió a los periodistas al anunciar que sufre leucemia crónica, una enfermedad que le diagnosticaron semanas atrás y que el club ha tratado de llevar con el máximo sigilo posible, pero finalmente el técnico ha decidido decirlo públicamente, sobre todo porque era un secreto a voces en la ciudad. "Sabéis que me hierve la sangre roja, ha habido un pique entre la sangre blanca y la roja, tengo una leucemia crónica. Puedo hacer vida normal. Quiero disfrutar de mi profesión, no tengo tratamiento. Agradezco la oportunidad del club", declaró el entrenador.

 

Otros partidos. Alavés y Leganés se repartieron este domingo los puntos en un encuentro muy trabado y con pocas ocasiones en el que, tras un inicio con color visitante, el equipo local se adelantó gracias a un gol de penalti de Calleri. En una segunda parte con muy pocas ocasiones, Pellegrino movió el banquillo en busca del empate y su equipo lo encontró en el descuento, gracias a un golazo por la escuadra de Jonathan Silva, que en el minuto 92 estableció un justo empate.

Una aparición fugaz de Ángel Rodríguez en medio de un partido muy táctico, aburrido y con pocas ocasiones, dio al Getafe la victoria ante el Athletic (1-0) con la que se atornilló en la cuarta y última plaza que da derecho a disputar la próxima edición de la Liga de Campeones.

Levante y Huesca empataron en un encuentro vibrante y cargado de emoción, aunque el 2-2 final solo sirve para comprometer el futuro de los valencianos en Primera División y apenas mejora la situación del colista Huesca.