Forn será candidato a la alcaldía de Barcelona

SPC
-

El exconseller, preso en la cárcel de Lledoners, pretende liderar un proyecto para situar a la Ciudad Condal en "el centro del todo"

Forn será candidato a la alcaldía de Barcelona - Foto: Sergio Barrenechea

El exconseller preso Joaquim Forn (PDeCAT) ha anunciado hoy su decisión de encabezar una candidatura "integradora, solvente y transversal" para la Alcaldía de Barcelona.
"Quiero liderar un proyecto de transformación de la ciudad sólido y riguroso para situar a Barcelona de nuevo en el centro de todo", ha explicado en una carta publicada en internet.
Si bien Forn no concreta bajo qué siglas quiere presentarse a las elecciones municipales del próximo mayo, sí que anuncia en la misiva que cuenta para su lista con la alcaldable del PDeCAT escogida por primarias, Neus Munté, que está dispuesta a cederle la primera plaza.
De hecho, a través de Twitter, Munté ha celebrado la decisión de Forn: "Contigo al frente trabajaremos con más fuerza para construir la mejor candidatura al servicio de las personas y la ciudad y contaremos con tu experiencia y gran conocimiento sobre Barcelona", ha afirmado la exconsellera.
Forn, quien antes de ser conseller de Interior ejerció de concejal y fue primer teniente de alcalde en el Gobierno municipal de Xavier Trias (CiU), ha agradecido la generosidad de Munté y se ha comprometido a "sumar más personas para buscar la unidad que la gente nos pide".
En este sentido, falta concretar si la consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Elsa Artadi, deja el Ejecutivo y se suma a la candidatura como número dos, como representante de la Crida Nacional per la República y JxCat, ya que no es militante del PDeCAT.
En la carta hecha pública a través de Twitter, el exconseller razona que se presenta porque quiere dar continuidad al proyecto que comenzó con Trias y porque quiere ser "motor de cambio en la reversión del modelo al que Barcelona ha estado sometida" con el Gobierno de Ada Colau.
Y porque considera que tiene "el derecho" a concurrir a las elecciones: "No hacerlo y dar por hecho que me arrancarán mis derechos políticos, junto con la libertad, sería aceptar y dar por buenas las razones de los que han construido artificiosamente la narrativa que me mantiene en la cárcel. Soy inocente", ha remachado.