Un nuevo debate bajo palos

Efe
-
Un nuevo debate bajo palos - Foto: SERGIO PEREZ

Kepa remonta en el tramo final de la temporada en la particular batalla que tiene con De Gea por la titularidad de la portería de España

La titularidad de Kepa Arrizabalaga ante Suecia devolvió el debate a la portería de la selección española y abre la duda de si será una nueva etapa con el arquero del Chelsea como inquilino fijo o tras el verano volverá el anterior dueño, David de Gea.
El portero blue fue el elegido por Luis Enrique Martínez para el encuentro de La Valeta ante Malta. Repitió en el choque contra Islas Feroe y, contra pronóstico, volvió a ser el que salió de inicio contra Suecia.
David de Gea, portero del Manchester United al que un fax llegado fuera de plazo le impidió fichar por el Real Madrid, había sido el relevo encontrado como heredero de Iker Casillas.
El meta madrileño, en cambio, nunca tuvo fortuna con la selección nacional. Falto de confianza y de acierto las críticas arreciaron de forma reiterada.
No obstante, los seleccionadores nacionales, Vicente del Bosque, Julen Lopetegui, Fernando Hierro en el Mundial de Rusia 2018 y Luis Enrique, en esta última etapa, confiaron en el madrileño y constantemente ratificaron su confianza.
39 partidos disputados por De Gea, 24 de ellos ganados, ocho empatados y siete perdidos son su balance con la selección nacional absoluta hasta quedarse fuera del equipo en estos tres últimos compromisos de la Roja.
Ni siquiera el quedar señalado en el Mundial de Rusia, donde sus fallos e inseguridad le hicieron ganarse numerosas críticas, le apartó de la titularidad hasta este momento.
Kepa, que debutó el 1 de noviembre de 2017 en la goleada de España sobre Costa Rica (5-0), ha seguido creciendo en una carrera prometedora en Stamford Bridge, donde ha cuajado una temporada en la que ha sabido mantener la progresión.
Incluso ha superado momentos delicados, como el vivido durante y después de la final de la Copa de la Liga inglesa, cuando se negó a ser sustituido por Maurizio Sarri. Carácter no le faltó. Capacidad de reconocer sus errores tampoco. El cóctel a la postre le reforzó.
Y el colofón lo puso en Bakú con la consecución de la Liga Europa con el Chelsea, con el que fue clave en la tanda de penaltis de la semifinal ante el Eintracht de Fráncfort. Sin duda, llegó a este final de temporada pletórico y el premio lo ha encontrado con esta continuidad en la portería de la Roja.
Sobre todo, tras lo de Malta e Islas Feroe, refuerza su posición el hecho de haber sido el elegido en el considerado partido clave de esta fase clasificatoria ante el rival directo, Suecia, que no obstante tampoco le obligó a demostrar su calidad y le exigió.
Tras el verano será el momento de comprobar si se ha tratado de una elección puntual, de si el cuerpo técnico de la selección ha apostado por su momento de forma en este final de temporada, y vuelve David de Gea a ser el '1' o si Kepa se mantendrá como titular.
Se podrá ver en los próximos partidos de la selección nacional, el 5 de septiembre en el Arena Nationala de Bucarest y el 8 de septiembre en El Molinón ante Islas Feroe.