Joaquin Phoenix y 'Parásitos' triunfan en los Oscar

Agencias
-

El intérprete del Joker y la cinta surcoreana apean de la carrera por la estatuilla dorada a Antonio Banderas y 'Dolor y Gloria', en una noche en la que Renée Zellweger se corona como la mejor actriz por 'Judy'

Joaquin Phoenix y 'Parásitos' triunfan en los Oscar - Foto: ETIENNE LAURENT

GALERÍA

Los ganadores de los Oscar 2020

Joaquin Phoenix hizo buenas las quinielas previas y ganó hoy el Oscar al mejor actor por su impresionante trabajo en Joker, con lo que dejó sin estatuilla al también nominado Antonio Banderas (Dolor y gloria).

Además,  la cinta surcoreana Parásitos arrasó al llevarse cuatro premios, entre ellos los de mejor película y mejor película internacional, que la situaron por delante de la otra favorita, 1917, que ganó tres estatuillas, y apeó de la ceremonia a cinta de Pedro Almodóvar.

De esta manera, tanto el actor malagueño como el cineasta manchego vieron frustradas las opciones de que una película española volviera a triunfar en Hollywood.

Joaquin Phoenix y 'Parásitos' triunfan en los OscarJoaquin Phoenix y 'Parásitos' triunfan en los Oscar - Foto: ETIENNE LAURENT

La otra gran triunfadora de la noche fue Renée Zellweger, que se coronó como la mejor actriz protagonista por su papel como Judy Garland en Judy.

"Judy no recibió este premio en su momento, así que tomaré este instante como una extensión de la celebración de su legado", dijo la actriz al recoger el galardón, que dedicó a sus compañeros, familia y, sobre todo, a la artista icónica del siglo XX que Zellweger encarnó.

La actriz consiguió así el segundo Óscar de su carrera, después del que ganó en 2004 por Cold Mountain.

Joaquin Phoenix y 'Parásitos' triunfan en los OscarJoaquin Phoenix y 'Parásitos' triunfan en los Oscar - Foto: MARIO ANZUONI

Todo ello en una noche en la que Phoenix dio un largo y sentido discurso lleno de reivindicaciones medioambientales, una causa en la que se ha convertido en uno de sus mayores portavoces en Hollywood, y también se acordó en sus agradecimientos de su hermano River Phoenix (1970-1993).

Una frase escrita por su hermano cuando tenía 17 años le sirvió a Phoenix para cerrar un emotivo discurso: "Acude al rescate con amor y entonces vendrá la paz".

Antes el actor había asegurado que el cine le ha dado la oportunidad de hablar por los que "no tienen voz" y equiparó todas las luchas, por el medioambiente, por la igualdad de razas o entre géneros, con la lucha contra "la desigualdad".

También aseguró que el ser humano está "desconectado" del mundo natural y que es "egocéntrico" a la hora de aprovechar sus recursos sin pensar en las consecuencias más allá de su ombligo.

Phoenix figuraba como ganador en todos los pronósticos previos a los Óscar ya que había arrasado en la temporada de premios: venció en los Globos de Oro (mejor actor dramático), los Bafta y los galardones del Sindicato de Actores SAG.

Además de a Banderas, que llegó hoy a la gran fiesta del cine con la primera nominación de su carrera, Phoenix derrotó también a Adam Driver (Historia de un matrimonio), Leonardo DiCaprio (Érase una vez... en Hollywood) y Jonathan Pryce (Los dos papas).

Esta era la cuarta candidatura en los Óscar para Phoenix, que está ampliamente considerado como uno de los grandes intérpretes de las dos últimas décadas en el cine estadounidense.

También estuvo fabuloso en las anteriores tres ocasiones en que no se pudo llevar la estatuilla: Gladiator (2000) En la cuerda floja (2005) y The Master (2012).

Pero en Joker, del director Todd Phillips, Phoenix dio un recital abrumador de interpretación al ponerse en la piel del maquiavélico y retorcido villano de Batman.

La cinta del payaso se convirtió en un fenómeno tremendo en todo el mundo y con 1.078 millones de dólares recaudados es la cinta para adultos más taquillera de la historia.

Dueño de una carrera modélica que incluye otras joyas como Her (2013) o Puro vicio (2014), Phoenix siguió así los pasos de su amigo Heath Ledger, quien ganó el Óscar de forma póstuma por su papel del Joker en El caballero oscuro (2008).

La 92 edición de los Óscar se han celebrado en el Dolby Theatre de Los Ángeles (EEUU) y, continuando con lo establecido en la gala de 2019, no han contado con maestro de ceremonias.