El Estado perderá casi un millón de funcionarios en 10 años

Agencias
-

Las administraciones prevén que más de 330.000 trabajadores públicos alcancen la edad de retiro en el próximo lustro, y el cálculo se dispara hasta 905.100 activos en la próxima década

El Estado perderá casi un millón de funcionarios en 10 años

La situación laboral de las administraciones públicas es preocupante después de que ayer se conociera un estudio elaborado por Adams Formación a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) en el que se asegura que en los próximos cinco años se perderán más de 330.000 funcionarios por jubilación y a lo largo de la próxima década la previsión es que 905.100 alcancen la edad de retiro, lo que equivale al 30% de la plantilla actual.
El informe elevó hasta 1,41 millones los empleados públicos que se habrán jubilado en los próximos 15 años, el 44% del total de los  3.228.700 con los que cuenta actualmente el Estado.
El análisis, que ha tomado como referencia los 65 años como edad de jubilación, destacó que el envejecimiento de la plantilla es uno de los retos importantes que deberán afrontar las Administraciones Públicas en los próximos años.
De acuerdo con el informe, solo el 7,5% de estos asalariados son menores de 30 años y únicamente 7.000 tienen menos de 20 años, lo que supone el 0,2% del total. De ellos, el 95,77% son temporales.
El estudio de Adams Formación reveló, además, que en las comunidades autónomas se habrán jubilado más de medio millón de empleados en 10 años, el 29% del total de la plantilla, y 172.100 en ayuntamientos y resto de Administración Local, el 26% del personal actual.
Actualmente, la edad media de incorporación al servicio público en la Administración General del Estado es de 35 años (en 2016 era de 33 años), mientras en el sector privado es de 26 años.
El informe también comparó el empleo entre Administraciones Públicas y empresas privadas y concluyó que los efectivos del sector público son más mayores que los de las empresas privadas.
Así, entre los ocupados menores de 30 años, hay un funcionario por cada 10 trabajadores  privados, mientras que entre los ocupados de 50 o más años hay un empleado público por 3,4 del entorno empresarial.
En este contexto, la Seguridad Social es el sector público más envejecido, pues el 76% de sus empleados (19.800 trabajadores) tiene 50 o más años. En la Administración Central, más del 40% de sus 542.200 efectivos superan los 50 años.
En cuanto a las empresas e instituciones públicas, de sus 147.400 efectivos, el 49,85% (72.000) tiene 50 o más años, lo que supone que en 10 años se habrá jubilado un tercio.
Ante este panorama, Gloria Oliveros, de Adams Formación, consideró que debe conseguir que se perciba el empleo público y el servicio público como una alternativa profesional real, lo que ayudará a atraer talento y a rejuvenecer las plantillas.